Empatía y prevención gracias al traje simulador de envejecimiento


Isabel Fernández, Envejecimiento en red
Tanto si eres joven como adulto o si eres un profesional de la geriatría y quieres ponerte en el lugar de tus pacientes, poder experimentar las limitaciones asociadas al envejecimiento es una buena idea para conocerlas y prepararte con anticipación.

Gracias al servicio de Geriatría y la Fundación de Investigación Biomédica del hospital de Getafe pude ponerme por unos instantes en la piel de una persona mayor que sufre ya ciertas limitaciones físicas, marcha dificultosa, visión reducida, rigidez, falta de fuerza y otros problemas poniéndome un traje simulador.

Me vestí con el traje gracias a la ayuda de tres personas. El traje completo viene a pesar unos 20 kilos, y reproduce problemas sensoriales y motores, consta de cubrezapatos o calzas (para simular la marcha inestable), rodilleras (para la restricción de la movilidad), un chaleco simulador de EPOC (simula la falta de aliento), auriculares que simulan sordera y acufenos, gafas de simulación (simulan 6 enfermedades oculares), muñequeras, que simulan dificultad de agarre y coordinación, collarín, que simula rigidez del cuello e incluso guantes que simulan el temblor.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios