El estado de la población mayor en España, 2017


Antonio Abellán García, Alba Ayala García. Departamento de Población, CSIC.Rogelio Pujol Rodríguez.

Texto completo del Informe 2017. Actualizado el 16-2-2017

Destacamos algunos de los datos recogidos en el Informe “Un perfil de las personas mayores en España, 2017. Indicadores estadísticos básicos” (48 p.), publicado recientemente.

Demografía

– Según los datos del Padrón Continuo (INE) a 1 de enero de 2016 hay en España 8.657.705  personas mayores (65 y más años), el 18,4% del total de la población (46.557.008). Se constata un aumento respecto al año anterior, en una población total que disminuye. Aumenta en mayor medida la proporción de octogenarios.

evolucion-poblacion-mayor-2016-66

– El sexo predominante en la vejez es el femenino. Hay 4.940.008 mujeres y 3.717.697  hombres.

–La generación del baby-boom iniciará su llegada a la jubilación en torno al año 2024. La presión sobre los sistemas de protección social continuará aumentando y será muy notable en la década de los 40.

proyecciones-piramides

Leer el resto de esta entrada »


Cómo han transitado las personas mayores por la crisis económica, medida a través del riesgo de pobreza o exclusión social


Antonio Abellán García, Rogelio Pujol Rodríguez. Departamento de Población, CSIC.

La crisis económica no ha golpeado por igual a todos los estratos de la población ni a todos los grupos de edad. Aparentemente las personas mayores han evitado lo peor de la crisis, pero esa imagen encierra un espejismo, como se explicará.  Es posible que un cambio de tendencia en la evolución económica descubra que sus condiciones económicas y materiales de vida no son tan buenas.

Indicador de riesgo de pobreza o exclusión social. Dentro de la estrategia de crecimiento “Europa 2020” de la Unión Europea se acordó, entre otros objetivos, luchar contra la pobreza y la exclusión social. El riesgo de pobreza no depende exclusivamente del nivel de ingresos, sino también de las condiciones materiales de vida y del estatus de trabajo de los miembros del hogar. Por este motivo, se ideó un indicador que comprendiese estos parámetros, y ampliar así el concepto al de pobreza y/o exclusión social. El indicador AROPE (At-Risk-Of Poverty or Exclusion) combina estos tres componentes o dimensiones: a) las personas en riesgo de pobreza económica (renta disponible); b) que tienen carencia material severa (acceso a una serie de elementos materiales); c) que viven en hogares con baja intensidad de empleo.

Riesgo de pobreza (económica). Se dice que una persona se encuentra en riesgo de pobreza cuando sus ingresos disponibles están por debajo del umbral de la pobreza; umbral que se sitúa en el 60% de la mediana de los ingresos por unidad de consumo en el hogar (INE: Metodología). Esto convierte al indicador en una medida relativa. Por ejemplo, una persona mayor con la misma pensión, podría estar en un momento por debajo del umbral de la pobreza, pero en otro momento, años más tarde, podría estar por encima si la mediana de los ingresos hubiese bajado, como es el caso de una fuerte recesión que haya provocado paro y bajos salarios en el resto de la gente. No hay que confundir este componente o dimensión (riesgo de pobreza) con la denominación del indicador global AROPE (riesgo de pobreza o exclusión social).

Carencia material severa. Existe esta carencia cuando las personas no pueden permitirse al menos cuatro ítems de una lista de nueve (poder pagar a tiempo los gastos relacionados con la vivienda principal; mantener la vivienda a temperatura adecuada; afrontar gastos imprevistos; comer carne, pollo o pescado al menos tres veces por semana; pagar unas vacaciones al menos una semana al año; poseer un automóvil; una lavadora;  un televisor en color y un teléfono).

Baja intensidad de empleo en el hogar. Se refiere a aquellas personas (0-59 años) que viven en hogares en los que sus miembros en edad de trabajar lo hicieron durante menos del 20% del tiempo potencial durante el año anterior. Las personas mayores están excluidas de este indicador.

Una persona está en situación de “riesgo de pobreza o exclusión social” si se encuentra en al menos una de las tres situaciones anteriores.

Leer el resto de esta entrada »


¿Se heredan las desventajas?


Antonio Abellán, Rogelio Pujol. Departamento de Población, CSIC.

Versión pdf

Los datos ofrecidos por el módulo específico de la Encuesta de Condiciones de Vida de 2011 (INE), y publicado el pasado diciembre de 2013, permiten aproximarse a la respuesta. En este módulo, llamado “Transmisión intergeneracional de la pobreza”, se pregunta al entrevistado (25-59 años) por circunstancias económicas, sociales y del hogar de sus padres cuando el entrevistado estaba en la adolescencia (14 años): actividad y ocupación, nivel educativo, situación económica y dificultad del hogar para llegar a fin de mes. Estas preguntas retrospectivas permiten conocer la transmisión intergeneracional de capacidades y habilidades de padres a hijos, al comparar las respuestas con las características actuales del entrevistado, obtenidas del módulo principal de la Encuesta.

El 72,3% de los adultos de 25 a 59 años, cuyos padres tuvieron dificultad para llegar a fin de mes cuando esos adultos eran adolescentes, tienen a su vez dificultad para llegar a fin de mes: 15,5% mucha dificultad, 24,7% dificultad, y 32,1% cierta dificultad (Figura 1). En cambio, el 52,5% de los adultos, cuyos padres tuvieron facilidad para llegar a fin de mes, repiten esa facilidad ellos mismos.

Figura 1 Dificultad para llegar a fin de mes de los hijos según dificultad hogar padres

Leer el resto de esta entrada »


La pobreza en la vejez


Julio Pérez – Departamento de Población.  CSIC.

Entre 2004 y 2012 el riesgo de pobreza se ha extendido algunas décimas en España, pasando del 19,9 al 21,1% de la población. Parece poco, dada la crisis actual. Pero los indicadores agregados “resumen” la combinación de distintas “partes”, con características y comportamientos propios (en un río con una profundidad media de 30cm. hay tramos donde es posible ahogarse). Si analizamos por edades, los resultados son menos tranquilizadores: la pobreza de los menores aumentó del 24,2 hasta el 25,9%, que ya no es un aumento insignificante, pero para los 16-64 años, subió nada menos que del 16,4 al 21,0% .

Población en riesgo de pobreza en España, según grandes grupos de edad, 2004 y 2012

Fuente: INEBASE: Encuesta de Condiciones de Vida 2004 y 2012.

Leer el resto de esta entrada »


La brecha escolar y la transmisión intergeneracional de la pobreza


Versión pdf

Antonio Abellán García, Julio Pérez Díaz, Rogelio Pujol Rodríguez. Departamento de Población, CSIC.

Un reciente artículo de El País “La brecha escolar que divide España” (8-12-2013) analiza las posibles causas de las disparidades regionales en educación, a propósito del Informe PISA, que se realiza a adolescentes. Se argumentan razones socioeconómicas para explicar los peores resultados en las regiones más pobres. Otras explicaciones añaden el efecto del nivel cultural. Finalmente se señalan razones familiares (demográficas) y la importancia que las familias den a la educación como clave para explicar la brecha escolar.

Las razones demográficas tienen un peso extraordinario. Existe una cierta reproducción del nivel educativo de los padres en sus descendientes; si es bajo, los hijos tienden a tener un nivel bajo; si es alto, los hijos probablemente tendrán un nivel alto. Un círculo vicioso. De ahí la idea de reproducción de la pobreza, en buena parte debida al nivel educativo alcanzado.

Leer el resto de esta entrada »


En el reino de los ciegos, el tuerto es rey


Versión pdf

Antonio Abellán García, Rogelio Pujol Rodríguez. Departamento de Población, CSIC

La tasa de riesgo de pobreza entre las personas mayores ha descendido considerablemente en los años de crisis económica, según los datos de la última Encuesta de Condiciones de Vida del INE; en 2013 se sitúa en 12,2% (datos provisionales), cuando en 2008 era de 26,9% (Figura 1). La tasa entre los adultos (16-64 años) ha aumentado desde 17,7% en 2008 a 22,5% en 2013. Estas cifras encierran un espejismo y un síntoma de pauperización generalizado.

Figura 1 Tasa de riesgo de pobreza por edad 2008-2013

Leer el resto de esta entrada »