Vivir en pareja sola es la forma de convivencia más común entre personas mayores


Versión pdf

Antonio Abellán García, Alba Ayala García. Departamento de Población, CSIC. Rogelio Pujol Rodríguez. Instituto Nacional de Estadística.

La forma de convivencia más común entre las personas mayores (65 y más años), residentes en viviendas familiares, es la de pareja sin hijos y sin otros convivientes, es decir, pareja sola (40,7%, 2016), bien porque los hijos se han emancipado (nido vacío), o porque no los tuvieron, o por otras causas. También destaca la importancia de los hogares unipersonales: las personas que viven solas alcanzan el 22,9% de todos los mayores y suman 1,9 millones. Siguen a continuación el resto de las formas de convivencia (pareja con hijos, pareja con hijos y otras personas, monoparentales, otras situaciones) (Figura 1).  Estos datos proceden de la Encuesta continua de hogares 2016, difundida el  5-4-2017 por el Instituto Nacional de Estadística.

personas 65+ según tipo de hogar 1991 2016

Leer el resto de esta entrada »


En uno de cada tres hogares en España vive una persona mayor


Versión pdf

Rogelio Pujol Rodríguez, Antonio Abellán García. Departamento de Población, CSIC

En España hay 18.346.200 hogares en 2015,  según la Encuesta Continua de Hogares (datos web y microdatos), difundida el 6-4-2016 por el Instituto Nacional de Estadística. En 5.906.151  de ellos (el 32,2%) vive alguna persona mayor (65 y más años), casi en uno de cada tres hogares.  En todos los hogares de España viven 45,9 millones personas, de las que 8,3 millones son personas mayores (18,0%). El tamaño medio  del hogar en España es de 2,51 personas por hogar, y el tamaño medio de hogar donde vive alguna persona de edad es de 1,4 personas/hogar.

Si tomamos los hogares donde vive alguna persona mayor, comprobamos que hay  prácticamente la misma cantidad de hogares unipersonales como de pareja sola (sin otros convivientes), 31,5%  unipersonales y 31,9% de pareja, las dos formas más comunes de convivencia entre los mayores (Figura 1). Los hogares de pareja con hijos (y sin otros convivientes) representan el 11,8%. En la categoría de otros tipos (24,9%) se incluyen hogares monoparentales, pareja con hijos y otras personas, y otras situaciones. Puede compararse esta distribución con la general de todos los hogares de España (Figura 2), donde predominan los hogares de pareja con hijos (34,3%).

bFigura 1 hogares donde vive persona mayor 2015

bFigura 2 hogares españa 2015

Leer el resto de esta entrada »


Las personas mayores viven fundamentalmente en pareja o en soledad


Versión pdf

Antonio Abellán García, Rogelio Pujol Rodríguez. Departamento de Población, CSIC

La forma de convivencia más común entre las personas mayores (65 y más años) que viven en viviendas familiares es la de pareja sin hijos y sin otros convivientes, es decir, en pareja sola (41,0%) (Figura 1).  Sin embargo destaca la importancia de los hogares unipersonales: las personas que viven solas alcanzan el 22,5% de todos los mayores y suman 1.859.800. Siguen a continuación el resto de las formas de convivencia (pareja con hijos, monoparentales, otras situaciones).  Datos obtenidos de la Encuesta Continua de Hogares (datos web y microdatos), difundida el 6-4-2016 por el Instituto Nacional de Estadística.

Figura 1 personas 65 más según tipo de hogar 1991 2015

Estas dos formas más comunes de convivencia, en pareja y en soledad,  han venido aumentando sin cesar en las últimas décadas, porque hay más personas mayores y además está cambiando el tipo de hogar. En 2001 había 2,3 millones de personas mayores en hogares de pareja sola, que se han convertido en 3,4 millones en 2015, es decir, un crecimiento del 49,6%. De 1,4 millones de personas mayores viviendo solas en 2001, se ha pasado a 1,9 millones en 2015, con un crecimiento del 36,7% (Figura  2).

Leer el resto de esta entrada »


Los hogares de los mayores aumentan gastos en salud


Versión pdf

Antonio Abellán García, Rogelio Pujol Rodríguez. Departamento de Población, CSIC.

La crisis económica iniciada en 2008, y que aún continúa, está pasando factura a todos los hogares, especialmente a aquellos cuyo sustentador principal tiene menos de 30 años; el deterioro es menor según se avanza en la edad del sustentador principal del hogar, de acuerdo a los datos de la Encuesta de Presupuestos Familiares, recientemente publicados por el INE, y que permiten una comparación con el año previo al inicio de la crisis. A pesar de que no se disminuye gasto en los hogares cuyo sustentador principal es persona de 65 ó más años, sin embargo el destino y estructura de ese gasto evidencia una paulatina erosión de su estado de bienestar.

La crisis ha modificado el gasto medio por hogar en aquellos hogares cuyo sustentador principal es una persona mayor (65 ó más años). En el período 2007-2013 se ha producido un incremento de los gastos de primera necesidad como los de mantenimiento de la vivienda (agua, electricidad, combustible, otros gastos de la vivienda) y alimentación. Esto significa un cambio notable en la tendencia mantenida durante décadas de retroceso en este tipo de gastos en beneficio de otros. Pero lo que más llama la atención, aunque la cantidad absoluta sea pequeña, es el incremento del gasto en salud, en especial en el subgrupo de medicamentos y otros productos farmacéuticos (Figura 1).

Figura 1 Variación relativa del gasto medio por hogar
Leer el resto de esta entrada »