Proyecto de solidaridad y convivencia: “Compartiendo casa, compartiendo vida”


Marta Romero– Fundación Diversitas

En Madrid más del 12% de la población mayor de 65 años vive en soledad. Esto hace necesario que se
ofrezcan respuestas por parte de la sociedad para prevenir el impacto negativo en el bienestar de las
personas mayores.

Existen muchos motivos por los cuales las personas mayores no quieren dejar su hogar:

  • El apego a la vivienda propia
  • La permanencia en su entorno social
  • Libertad para programar su actividad diaria, etc

No cabe duda de que el problema de la vivienda es uno de los elementos que más ha incidido en el
aumento de la fractura social.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

La felicidad en la institución. T2E, una invitación para mirar de otra manera


Oscar Layana. Nºcol: 27499-M. Psicólogo y Coach.

Año de 2014. Qué importante es la intervención psicológica para superar los procesos ansiosos y depresivos. La aceptación de la depresión o de la ansiedad es una asignatura pendiente para todos, con la excusa de “es un depresivo, es mejor dejarle tranquilo” nos evadimos de la parte de responsabilidad que nos afecta a nosotros “los felices”.

¿Existe una obligación civil en este sentido? Al ver a una persona con una pierna escayolada sabemos que muy posiblemente necesite ayuda de una tercera persona en mayor o menor medida. Y ahora pregunto: una persona que se encuentra triste ¿qué apoyo recibe de la gente que le rodea?

Leer el resto de esta entrada »


La quinta generación. Modelos residenciales para personas mayores


Interesante artículo sobre modelos alternativos de alojamiento para mayores. Como siempre Jubilares siempre a la vanguardia describiendo modelos y experiencias reales.

Jubilares

A partir de una artículo del sociólogo Miguel Montero, incluido en el libro “Innovaciones en Residencias para personas en situación de dependencia. Diseño arquitectónico y modelo de atención” sobre el caso alemán, nos proponemos esbozar los distintos modelos residenciales que se han ido sucediendo a lo largo del último medio siglo, y presentar dónde nos encontramos al respecto en la actualidad.

Montero menciona allí un interesante documento (pdf en alemán) elaborado por la KDA (Kuratorium Deutsche Altershilfe) que plantea, para Alemania, una cronología en absoluto trasladable a nuestro país. Sí lo es la sucesión de modelos, que hemos ido adoptando aquí con décadas de retraso. Es muy ilustrativo, y es por ello que lo traemos aquí para nuestra reflexión. Así podemos hablar de cuatro modelos, correspondientes a cuatro “generaciones”. Miguel Montero los describe así:

modelos-residencias-mayores Ilustraciones obtenidas en el documento “Aproximaciones para la reordenación de las residencias…

Ver la entrada original 628 palabras más


Algo sobre “inforesidencias.com”, donde todas las residencias están a un clic de distancia


Josep de Martí. Director de Inforesidencias.com

A principios de 1995 se podían comprar unos módems que se conectaban a la línea telefónica y al ordenador con los que podías conectar a “la red” a una velocidad exasperantemente lenta y con la queja constante del resto de los miembros de la familia que no podían, mientras navegabas, utilizar el teléfono para hacer o recibir llamadas.

Entonces “la red” no era internet como ahora sino que, para empezar tenías que elegir entre navegar por “Infovía” (una especie de mini-internet de telefónica) o por la red mundial (world wide web www)

La lentitud de la red era un problema que se veía sobradamente compensado por la sensación de entrar en páginas de muchos países (sin Google aunque con algunos otros clasificadores de contenido), participar en chats IRC con gente de todo el mundo y, sobre todo el sentirte como alguien especial que podía obtener información que estaba allí, al alcance de la mano, pero que permanecía cerrada a la gran mayoría de personas que no tenían acceso a internet y, en muchos casos, ni ordenador.

Ese año, hace ahora diecinueve, el pensar en “vivir de internet” resultaba algo entre ilógico y mágico.

Por aquél entonces yo era inspector de residencias de la Generalitat de Cataluña, y además daba clases de derecho en cursos de gerontología y gestión de servicios sociales, labor que además compaginaba con la docencia en una academia de preparación de oposiciones. Casi cada día salía de casa a las siete y volvía a las diez de la noche, pero a pesar de ello, de una forma u otra, conseguía pasarme una o dos horas ante el ordenador, leyendo documentos sobre residencias de mayores o sobre derecho administrativo (dos de los temas que siguen gustándome ahora).

Pasado el tiempo, en 1999, junto con quien sería mi socia en Inforesidencias.com, vimos que, así como ya empezaba a haber buscadores de hoteles, viajes, banca electrónica y otros servicios “on line”, no había nada medianamente aceptable relacionado con las residencias para personas mayores. Así que nos pusimos a trabajar. Nuestros conocimientos de programación con Acces se vieron pronto superados por la magnitud de lo que queríamos así que embarcamos a unos amigos, más jóvenes, con conocimientos en informática.

El punto crítico llegó a mediados de 2000. Si queríamos tirar adelante el proyecto de verdad, cada uno tenía que dejar su trabajo para dedicarse al 100%. Y así lo hicimos. Yo, como funcionario de la Generalitat opté por pedir una excedencia y ella dejó totalmente su dedicación anterior.

Como no teníamos ni un millón de pesetas (6.000 Euros) para invertir, sabíamos que teníamos que ir despacito.

Leer el resto de esta entrada »


Jubilares: autonomía en comunidad


Javier del Monte Diego / Miguel Ángel Piquet Sanz. Asociación Jubilares

En la Asociación Jubilares tenemos como objetivo la inclusión social de las personas mayores, atendiendo a sus necesidades específicas. Nuestro principal instrumento es la promoción de las comunidades autogestionadas de mayores según el modelo internacional conocido como Senior Cohousing. Este tipo de comunidades favorecen la autonomía personal y la participación social de sus integrantes, y encierran un gran potencial social aún por aprovechar en nuestro país.

El cohousing surge en los años 60 en Dinamarca recogiendo antecedentes tales como las casas de cocina común en Suecia o los falansterios de Fourier. Buscaba reaccionar ante una evolución social y urbanística que fomentaba el individualismo, el aislamiento y la desconexión entre los vecinos y con el barrio próximo. Comenzaron así a formarse comunidades basadas en el establecimiento de relaciones significativas entre los vecinos, lo que condiciona tanto su configuración física como sus modelos de gestión y convivencia. Las comunidades son autopromovidas y autogestionadas y priorizan la cohesión del grupo humano, el mutuo conocimiento y la capacidad de decisión y trabajo en grupo como elementos fundamentales. Físicamente se materializan en conjuntos de viviendas completas alrededor de unas generosas zonas comunes, y la vida cotidiana está orientada a la actividad comunitaria como apoyo al desarrollo familiar y a la educación de los hijos.

jubilares1

La inclusión en la comunidad aumenta la autoestima y el propio sentido de la vida de cada persona

 

Leer el resto de esta entrada »