La residencia de los jubilados extranjeros en España importa (I)


Vicente Rodríguez. Instituto de Economía, Geografía y Demografía. Programa ENCAGE-CM.

Todas las personas, sean inmigrantes o no, disponen de una residencia en la que viven. De ello dan prueba los numerosos estudios y aproximaciones científicas que se pueden encontrar en la literatura internacional en los que la residencia es evaluada desde perspectivas variadas (geográficas, sociales, psicológicas, urbanas, etc.). La residencia de la persona es un concepto de interés para muchas disciplinas científicas y pensado para ser diseccionado por medio de sus métodos específicos. Además es un ámbito habitualmente enumerado en múltiples fuentes estadísticas.

La residencia adquiere un significado para las personas mayores que han cambiado de lugar en el que se desarrolla su vida, para vivir en un país distinto al suyo, y cuando aparecen necesidades que hay que atender en los momentos finales de un largo curso de vida. Esa es la situación de los jubilados extranjeros que eligen España como lugar de retiro. Como la literatura se ha encargado de estudiar, en Europa, pero no sólo, existe una corriente muy importante de estos jubilados migrantes, que modifican sus comportamientos vitales en un determinado momento de su etapa de retiro para buscar una mejor calidad de vida, que encuentran en un país distinto al suyo, decisión que les obliga a atenerse a normas nacionales y europeas que condicionan las decisiones que toman día a día. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

A vueltas con el umbral de inicio de la vejez


Antonio Abellán García, Alba Ayala García. Departamento de Población, CSIC. Rogelio Pujol Rodríguez. Instituto Nacional de Estadística.

La redefinición del umbral de inicio de la vejez está adquiriendo protagonismo por sus implicaciones en el diseño de políticas públicas y en la propia percepción social de la vejez. Mantener como hasta ahora la edad fija de los 65 años (edad cronológica) tiene indudables ventajas: es un umbral arbitrario pero generalmente aceptado; sobre él se ha fundamentado el cómputo de personas definidas como mayores y se ha definido el proceso de envejecimiento demográfico; todos los estudios, planes y previsiones lo han estado utilizando durante décadas sin apenas discusión; además,  es fácil de calcular y tiene la ventaja indudable de que todo el mundo conoce su edad y si ya ha traspasado ese umbral.

Pero tiene inconvenientes. Provee una imagen incompleta del envejecimiento y puede ser causa del diseño de políticas poco acertadas. La edad cronológica no tiene en cuenta que se están produciendo progresos en las condiciones de vida, de salud, de habilidad funcional y de esperanza de vida de la personas. Con la utilización de esa edad fija no se valoran bien los cambios internos en la distribución por edad de la población, ni los costes sanitarios, debido a que la mayor parte de éstos ocurren en el tramo final de la vida, tramo que es cambiante pues la esperanza de vida sigue aumentando y se espera que continúe esta tendencia en el futuro. Tampoco hay una evidencia biológica que apoye ese umbral. Leer el resto de esta entrada »


Perspectivas sobre el movimiento LGTBIQ y los mayores desde las humanidades


Isabel Fernández Morales, Envejecimiento en red

Os presentamos un vídeo que recoge reflexiones de Federico Armenteros, presidente de la Fundación 26 de diciembre sobre los mayores LGTBIQ.

Se trata de una serie de divulgación en la que se muestran diferentes perspectivas de análisis desde la investigación social y humanística sobre cuestiones que preocupan a los ciudadanos, con el objetivo de mostrar el impacto social de estas disciplinas.

En esta ocasión, con motivo de la celebración del 40 aniversario de la primera marcha reivindicativa LGTBIQ, entrevistamos a un experto sobre las cuestiones que le preocupan respecto al colectivo e invitamos a algunos de los investigadores de los institutos del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC a reflexionar sobre ello y a contarnos cómo se abordan estos problemas desde su disciplina.

Leer el resto de esta entrada »


La casa inteligente, accesible y sostenible de Fundación ONCE


De la nota de prensa.

Se trata de una iniciativa de la Fundación ONCE puesta en marcha en el marco de un convenio suscrito con el Real Patronato sobre Discapacidad, que pretende mostrar a sus visitantes las posibilidades de construcción y dotación de mobiliario en una casa inteligente, accesible y sostenible, al tiempo que ofrecer soluciones técnicas y tecnológicas a problemas de accesibilidad.

El objetivo de la iniciativa es demostrar a técnicos y ciudadanos en general que la eliminación de barreras y el diseño para todos son dos realidades posibles a las que debe tender la sociedad para lograr la plena ciudadanía de todas las personas.

La vivienda, de más de 100 metros cuadrados, está dotada de salón, cocina/comedor, dormitorio, baño y hall de entrada. La casa se ha concebido bajo los criterios de confort, adaptación a las necesidades de sus habitantes, facilidad de uso, seguridad, sostenibilidad y también el de la estética.

la casa accesible

Leer el resto de esta entrada »


¿Qué sabemos sobre el ritmo de la senectud?


Dolores Puga. Departamento de Población, CSIC

Reblogueado de Madrid+d, 6-7-2017. Fuente: Fundación General del CSIC.

Algunos científicos predicen que el primer humano que llegará a cumplir 1.000 años ya ha nacido. Otros, sin llegar a afirmaciones tan provocadoras, afirman que la mayoría de los niños y niñas nacidos actualmente llegarán a soplar más de 100 velas. Lo cierto es que ninguna otra dinámica social ha mostrado tal constancia en su evolución a largo plazo, como lo ha hecho la longevidad. Durante el último siglo y medio, hemos ganado 6 horas de vida por cada día que sobrevivimos. En la España de 1900, la esperanza de vida de un recién nacido era de casi 35 años. En la actualidad hay que esperar a cumplir 50 años, para tener por delante la misma expectativa de vida de un recién nacido de entonces. Cabría preguntarse si, en términos de expectativas de vida, estamos envejeciendo o rejuveneciendo.

La extraordinaria prolongación de las trayectorias de vida individuales nos está transformando en sociedades más añejas. Sociedades no solo con población de más edad, sino también de más edades, transitando por períodos de vida apenas explorados por generaciones previas. Son los centenarios y supercentenarios los grupos de edad que más están aumentando. Este escenario ofrece algunos de los más sugestivos retos a los que se enfrenta la investigación científica en la actualidad. Una de las grandes cuestiones es la relativa a los límites de la vida humana. ¿Hasta dónde podemos seguir ganando vida?  Sabemos que la longevidad humana se encuentra entre la de Zeus -eterno- y la del salmón -que muere tan pronto como se reproduce-. Pero tenemos pocas más evidencias al respecto, aunque sí muchas hipótesis y algunos debates apasionantes.

Leer el resto de esta entrada »


Los mayores LGTB no se sienten visibilizados ni reconocidos


Isabel Fernández Morales, Envejecimiento en red

La realidad de las personas mayores LGTB, sigla compuesta por las iniciales de las palabras lesbianas, gais, bisexuales y transexuales, no es demasiado conocida. Diversas asociaciones e iniciativas tratan de dar a conocer su situación y sus necesidades. En la semana del WorldPride2017 dirigimos nuestra mirada a este colectivo en el que los más mayores no se sienten visibilizados.

Leía estos días una tesis doctoral de la trabajadora social Marina García (Vejez y homosexualidad), presentada en la Universidad de Murcia en 2015, y que se ha dedicado al estudio de la vejez y la homosexualidad. Pues bien, decía que la diversidad sexual en la vejez ha aparecido hace bien poco en los estudios sociológicos y han sido las propias personas mayores lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales  quienes han impulsado y traído a la arena institucional, académica y de atención pública este campo de estudio, llamando la atención acerca de la necesidad de reconocimiento en los servicios públicos sobre sus especificidades.

Muchos mayores de hoy no pudieron vivir su identidad sexual cuando fueron jóvenes, pues les tocó una época especialmente represiva.

Precisamente les tocó vivir una época de gran represión durante la dictadura, muchos no se atrevieron a visibilizarse públicamente, por temor a ser apresados o marcados socialmente.  Algunas personas mayores gais y lesbianas mantienen vivo el temor al rechazo vivido anteriormente y evitan relacionarse en público con personas  abiertamente homosexuales.

Además muchos se sintieron apartados en su momento por sus propias familias,  y ahora al ser mayores se encuentran muchas veces más solos, sin pareja, sin pensión de viudedad por ejemplo, sin relaciones familiares e incomprendidos por la sociedad. E incluso, al ser mayores, por su propio colectivo, que ha vivido de espaldas a la vejez y rechazándola.

Ese aislamiento les lleva en muchos casos a sufrir de gran precariedad económica y social.

Hoy día muchos tampoco sienten que puedan vivir de forma natural su orientación sexual e identidad sexual o de género en libertad, por ejemplo, en instituciones como ciertas residencias de mayores.

Leer el resto de esta entrada »


Aumento de la proporción de personas mayores situadas por debajo del umbral de pobreza


Versión pdf

Antonio Abellán García, Alba Ayala García. Departamento de Población, CSIC. Rogelio Pujol Rodríguez. Instituto Nacional de Estadística.

Acaban de conocerse los últimos datos del INE sobre la Encuesta de Condiciones de Vida (25-4-2017), realizada en la primavera de 2016, que ofrecen información sobre los ingresos medios de los hogares durante el año anterior, es decir, 2015; este procedimiento se aplica en todos los años. También se ofrece información sobre la población en riesgo de pobreza en España. La ligera recuperación económica 2015-2016, puesta de manifiesto en estos u otros datos globales deja al descubierto que la mejora de las condiciones económicas de las personas mayores ha sido un espejismo.

Durante los años de esta larga crisis económica, la proporción de personas de 65 y más años que estaba por debajo del umbral de la pobreza fue disminuyendo, pasando de 25,5% en 2008 hasta 11,4% en 2014. Mientras tanto, el resto de los grupos de edad veían aumentar su proporción de personas por debajo de ese umbral, en especial el grupo de jóvenes de 16-29 años (Figura 1).

evolución tasa riesgo pobreza 2008-2016

Leer el resto de esta entrada »