Estudiar el envejecimiento en comunidades indígenas: una experiencia de la realidad chilena


Lorena Gallardo-Peralta. Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad de Tarapacá, Chile. Investigadora visitante en el Grupo de investigación sobre envejecimiento (GIE) /CSIC. Programa ENCAGE-CM

Investigar el proceso de envejecimiento exitoso, activo, positivo y sus equivalentes, implica hacer una valoración integral y ajustada al grupo de estudio. En nuestro estudio concreto sobre una etnia originaria chilena, supone abordar diversos aspectos que pueden dar sentido al proceso de envejecimiento desde una mirada “social”.

Desde un punto de vista cultural y geográfico, los aymaras y mapuches en Chile son colectivos que originalmente pertenecen a entornos rurales. En el proyecto que desarrollo como investigadora principal[i], he decidido optar por un  enfoque gerontológico que combine las perspectivas del envejecimiento con éxito y del denominado envejecimiento en el lugar. Estas dos perspectivas se ajustan adecuadamente a las características de los grupos étnicos mencionados, ya que los participantes en el estudio se han seleccionado entre la población aymara y mapuche que reside en sus contextos ambientales originarios, y en concreto en localidades rurales. El estudio busca analizar la influencia de la etnicidad y las dimensiones físicas/sociales del ambiente residencial en el proceso de envejecimiento con éxito en el caso de personas mayores aymaras y mapuches. Además de valorar los aspectos del entorno físico/social y el proceso de envejecimiento con éxito, tendremos en cuenta otras dimensiones psicosociales como la resiliencia, la religiosidad/espiritualidad, la calidad de vida, la satisfacción general con la vida y la salud física y mental.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Conocer, concienciar, gestionar y prevenir la soledad de las personas mayores, claves para disminuir sus consecuencias negativas


Isabel Fernández Morales, Envejecimiento en red

El 22% de todos los mayores viven solos, casi dos millones de personas, de los cuales dos terceras partes son mujeres.  (Consultar Vivir en pareja sola es la forma de convivencia más común entre personas mayores). Si bien es verdad que hay mayores que
desean vivir solos, lo cual puede ser un indicador de éxito, independencia y
bienestar, muchos mayores manifiestan esta soledad con angustia. La soledad no deseada afecta a la salud y a la calidad de vida de las personas mayores.  Tal como están demostrando diversos estudios científicos la soledad no deseada es un factor de riesgo para la salud (Cómo afecta la soledad a la salud). Sentirse solo (Sentirse solo es peor para la salud que estar solo) está relacionado con la salud mental,  la depresión, el deterioro cognitivolas probabilidades de sufrir un ataque de corazón y la mortalidad de las personas mayores, entre otras consecuencias negativas.

En primer lugar, conviene conocer las cifras y su evolución, y después concienciar sobre este problema para pasar a desarrollar estrategias o iniciativas que lo solucionen.

hand-2906416_1920

Las cifras

Aunque en España efectivamente el 22 % de las personas mayores de 65 años viven solas esto no implica que se sientan solas. La realidad es que se puede estar solo, aislado y marginado y no existir soledad y viceversa. A veces la soledad es una elección, incluso enriquecedora, pero otras veces la soledad es un sentimiento muy doloroso para quien no lo desea. Y el riesgo aumenta con la edad. Cada año hay más hogares unipersonales formados por una sola persona mayor. Parece interesante señalar que así como en el resto de edades la soledad suele ser masculina, entre las personas mayores es mayoritariamente femenina.

Vivir solo no significa sentirse solo, según encuestas del IMSERSO y el CIS (ver resumen y acceso a datos en Amigos de los mayores) un 59% de las personas mayores que viven solas han expresado tener sentimientos de soledad negativos y sentir aislamiento. Además  el 21% de las personas mayores de estos estudios responden que pasan el día fundamentalmente solas.

Mientras, la proporción de personas mayores que viven en soledad, entendida como una de las formas de convivencia en el hogar, alcanza el 32,2% en Europa.

Según la Oficina del Censo de los Estados Unidos, 11 millones, o el 28% de las personas de 65 años o más, vivían solas en el momento del censo.

Además, cada vez más adultos no tienen hijos, al menos en los países desarrollados; lo que significa que hay menos miembros potenciales en la familia que brinden compañía y atención cuando envejezcan.

Algunas estrategias y programas para paliar la soledad de los mayores

Conocíamos en septiembre que el Imserso ultima una Estrategia Nacional de Mayores  que contempla también acabar con el estigma de la soledad.   A la espera de la presentación del documento, que estaba previsto para este último trimestre de 2017,  estas son algunas de las intervenciones más desarrolladas en nuestro país para afrontar la soledad no deseada de las personas mayores:

A través del voluntariado encontramos programas de concienciación y acompañamiento de personas mayores en su domicilio o en la residencia como los que pone en marcha Amigos de los mayores o Cruz Roja con su programa Enrédate, entre otros. Programas que ayudan tanto a los que son acompañados como a los propios voluntarios, muchas veces también personas mayores que están solas y encuentran en esta labor amistad, compañía y un sentido a sus vidas. Además,  otra tendencia son las iniciativas que pretenden recuperar la vida en comunidad, los vínculos vecinales y el barrio como espacio de convivencia con las personas mayores como protagonistas, como es el caso del programa Grandes vecinos de la Fundación Amigos de los Mayores. 

El Imserso decidió en el 2009 pro­mover el Proyecto Piloto «Cerca de Ti»  dirigido a combatir la soledad en las personas mayores. En 2010 se publicó el informe en el que se recogen los resultados de la evaluación del proyecto piloto “Cerca de Ti”.  Algunas de las conclusiones destacaban que “Los mayores afirman que desde que reciben las visitas y el acompañamiento de los voluntarios se sienten mejor, tienen mejor ánimo y menos sentimiento de aislamiento.”  También que “Los profesionales consideran el uso de las nuevas tecnologías, especialmente las comunicaciones móviles, como un complemento facilitador en la prestación de los servicios, gestión y coordinación del servicio de acompañamiento del Proyecto “Cerca de Ti”.

Mayores en entornos residenciales

Podemos destacar otras iniciativas, tales como intervenciones dirigidas a personas que residen en instituciones que muchas veces sufren el aislamiento de su entorno habitual y la falta de contacto con su familia y vecinos de toda la vida (Más información Programas para combatir la soledad en las personas mayores en el ámbito institucionalizado: una revisión de la literatura científica).

Porque aunque muchas personas mayores acuden a una residencia para no sentirse solas, a veces en ese entorno fuera del hogar propio se sienten solas. Más de la mitad de las personas mayores institucionalizadas manifiestan sentimientos de soledad. Aunque la amistad dentro de los residentes está poco estudiada.

En estos entornos se promueven intervenciones basadas en terapias asistidas con animales, contactos con familiares a través de videoconferencia, talleres de jardinería y/o horticultura, terapias de reminiscencia, terapias de humor, intervenciones cognitivas y programas de ejercicio físico. Los resultados demuestran que los programas de intervención son efectivos para reducir el sentimiento de soledad. En este ámbito parece que lo más interesante en promover actividades grupales donde los participantes puedan interactuar y formar lazos de unión.

Otros artículos de interés


El envejecimiento activo en la XXXV Reunión Científica Anual de la Sociedad Española de Epidemiología


Carmen Rodríguez Blázquez.Centro Nacional de Epidemiología y CIBERNED. Instituto de Salud Carlos III, Madrid. Programa ENCAGE-CM.

contacto: crodb@isciii.es

En la Reunión Científica Anual de la Sociedad Española de Epidemiología (edición XXXV, septiembre de 2017, celebrada en Barcelona), tuvo lugar una mesa con el título “Envejecimiento activo, salud y calidad de vida: de la evaluación a la intervención”, coordinada por Carmen Rodríguez-Blázquez, investigadora del Instituto de Salud Carlos III en nombre de los investigadores de los proyectos ENVACES y ENCAGE-CM. La sesión contó con gran asistencia de público y propició interesantes debates sobre distintos aspectos del envejecimiento:

– Conceptualización de envejecimiento activo y términos asociados (envejecimiento con éxito, envejecimiento saludable) y relación con la salud y la calidad de vida de las personas mayores.

– Métodos de evaluación del envejecimiento activo.

– Determinantes del envejecimiento activo y su relación con resultados de salud tales como discapacidad y mortalidad.

– Iniciativas concretas de promoción del envejecimiento activo y saludable en España.

Leer el resto de esta entrada »


Mejor hablar de diversidad generacional que de envejecimiento


Francisco Abad Jiménez. Fundador de Empresa&Sociedad. Programa ENCAGE-CM.

Cuando uno empieza la década de los cincuenta se bifurca la línea entre cincuentones y cincuentañeros. Los primeros, cansados ya de tanto esfuerzo, ansiando el merecido descanso del guerrero. Los segundos, pensando que todo seguirá como siempre, en la eterna juventud. Entre ambos, todos los colores.

Me confieso cincuentañero folclórico. Pero desde hace un tiempo merodean por mi cabeza y mis sentimientos algunas preguntas, porque las canas y la presbicia no son una casualidad y generan efectos secundarios: ¿Aún piensas que tu vida laboral va a seguir siendo como la que tienes hoy? ¿Crees que vas a estar trabajando hasta que quieras en las imbatibles condiciones actuales de las que ni siquiera eres consciente? Y cuando acabe esta etapa, ¿qué? ¿Media vida descansando de lo hecho en tu primera mitad? ¿Te vas preparando, prefieres que te pille por sorpresa o sencillamente crees que es mejor no pensarlo porque siempre te ves como el más joven de tus compañeros de clase en el colegio?

¿Qué harán las empresas cuando la mayor parte de sus babyboomers se planteen estas preguntas, a la vez que constaten que la oferta de empleo ya encuentra trabajadores porque hay muchos menos jóvenes? Leer el resto de esta entrada »


La Fundación General CSIC abre un proceso de contratación de trabajos de investigación interdisciplinar sobre envejecimiento


FGCSIC

La Fundación General CSIC (FGCSIC) abre un proceso de contratación de trabajos de investigación interdisciplinar sobre envejecimiento en el marco del proyecto “Centro Internacional sobre el Envejecimiento” (CENIE), centro virtual de colaboración ibérica e internacional en la materia, que desarrolla un consorcio hispano portugués al que pertenece la FGCSIC, junto con la Fundación General de la Universidad de Salamanca, la Universidad del Algarve y la Dirección General de Salud de Portugal.

El “Centro Internacional sobre el Envejecimiento” se encuadra en el Programa de Cooperación INTERREG V-A España-Portugal (POCTEP) 2014-2020, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), cuya finalidad es fomentar la cooperación interregional entre ambos países en su línea fronteriza para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. En este contexto, el CENIE tiene como misión potenciar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación sobre envejecimiento, contribuyendo a desarrollar y desplegar una red de investigación de excelencia cuyos resultados puedan ser de interés para dicha zona.

El envejecimiento de la población es un fenómeno que afecta a la mayor parte de los territorios europeos, siendo más acuciante en países como España y Portugal y, sobre todo, en sus zonas fronterizas que hoy en día se caracterizan por la despoblación y consecuente envejecimiento de sus comunidades, en su mayoría rurales.

proyectos-interreg

El procedimiento

Leer el resto de esta entrada »


El umbral subjetivo de inicio de la vejez es más elevado que el definido por la edad cronológica (65 años)


Antonio Abellán García, Alba Ayala García. Departamento de Población, CSIC. Rogelio Pujol Rodríguez. Instituto Nacional de Estadística.

En un reciente artículo comentábamos la iniciativa de las Sociedades Gerontológica y Geriátrica de Japón de realizar una propuesta para redefinir el umbral de la vejez, basándose en los cambios operados en las personas en su respuesta a ciertas medidas de desempeño de actividades. Su fundamento reside en que muchas personas mayores se encuentran ahora en mejor estado de salud y no es apropiado considerarlas viejas o mayores a los 65 años. Proponen una re-clasificación de la vejez en tres grupos: a) pre-vejez,  de 65-74 años, b) vejez, 75 y más años, c) las personas de este último grupo por encima de 90 años podrían ser consideradas como super-viejas o super-mayores. En otros términos: pre-ancianos, ancianos y super-ancianos. También señalábamos en ese artículo que en España se habían producido cambios en la percepción de la salud en el mismo sentido que los estudios de Japón (Figura 1).

percepción salud 2003 2012 ambos sexos columnas-2

Leer el resto de esta entrada »


Beneficios del entrenamiento musical. El Proyecto Coral en la residencia geriátrica “Les Escoles Velles” de Flix (Tarragona).


Iluminada Martínez López. Responsable de Residencias y Centros de Día de Mayores. EULEN Servicios Sociosanitarios. Programa ENCAGE-CM.

El entrenamiento musical puede beneficiar a los mayores y compensar algunos de los efectos del deterioro por envejecimiento, y así lo avalan gran cantidad de estudios científicos, según un estudio realizado en la Universidad Northwestern, en EE.UU., y publicado en la revista “PLoS One”. El deterioro de las funciones más importantes relacionadas con la edad -la memoria auditiva y la capacidad de oír y mantener una conversación en un ambiente ruidoso- parece ralentizarse en las personas que durante su vida se han dedicado a tocar un instrumento.

A través de las emociones y recuerdos que evoca la música, las personas con deterioro cognitivo consiguen mejorar su capacidad de atención y conectar con el entorno que las rodea.

En las personas mayores con demencia, por ejemplo, la musicoterapia permite mejorar la calidad de vida de las personas que la sufren. En las fases leves y moderadas de la demencia, la música puede contribuir a preservar las capacidades cognitivas y funcionales (lenguaje, atención, memoria), retrasando la dependencia. Leer el resto de esta entrada »