Cuidarnos con ritmo circadiano


Isabel Fernández, Envejecimiento en red

Dormir por la noche, y estar despierto por el día es un ejemplo de ritmo circadiano relacionado con la luz.  Los humanos, como otras especies tenemos un reloj biológico que regula el funcionamiento de nuestro cuerpo. Los ritmos circadianos pueden influir en los ciclos de sueño-vigilia, la secreción hormonal, los hábitos alimentarios y la digestión, la temperatura corporal, y otras funciones importantes del cuerpo.

Se acaba de conceder el último premio nobel de medicina a tres investigadores estadounidenses que han desvelado los mecanismos moleculares que regulan los ritmos circadianos.  Básicamente, se trata de una sincronización biológica con las revoluciones de la Tierra (ciclos de día y noche de 24 horas)  y cuyo desajuste, provocado por el estilo de vida, se asocia al aumento del riesgo para el desarrollo de algunas enfermedades como la diabetes, cáncer, neurodegenerativas, depresión, alteraciones del sueño, trastorno bipolar y patologías cardiovasculares.

Los ritmos circadianos vienen producidos por nuestros relojes biológicos que son unas moléculas, en concreto proteínas, que se encuentran en casi todos los tejidos y órganos del cuerpo. El principal de estos relojes, y que los coordina a todos, está en nuestro cerebro y recibe información directamente de los ojos.

La principal señal que influye en los ritmos circadianos es la luz del día, y estos pueden influir en los ciclos de sueño-vigilia, a la secreción hormonal, a los hábitos alimentarios y la digestión, a la temperatura corporal, y otras funciones importantes del cuerpo.

Rendimiento

También afectan a nuestro rendimiento. En el siguiente vídeo, Juan Antonio Madrid catedrático del Laboratorio de Cronobiología de la Universidad de Murcia lo explica muy bien.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Esas intervenciones que no usan fármacos


Cristina Buiza. Matia Fundazioa.

Cuando nos adentramos en el mundo de las llamadas “intervenciones no farmacológicas” para personas con demencia, uno tiene a veces la sensación de estar en una especie de mercadillo, en el que puede encontrar cualquier cosa, muchas de ellas sin relación alguna.

De hecho, bajo esta denominación se pueden encontrar intervenciones que utilizan herramientas tan diversas como animales, aromas, música, modificación de conducta, estimulación cognitiva,… Además, cada una de ellas puede perseguir objetivos muy distintos, como mejorar el sueño, disminuir la agitación, mejorar el bienestar, disminuir el dolor,…  y emplear muy diferentes metodologías para su aplicación. Para rizar el rizo, tampoco la población diana a la que van dirigidas es siempre la misma, siendo a veces las propias personas con demencia las receptoras de la intervención, pero en otras ocasiones van dirigidas a cuidadores o incluso a profesionales.

Cada vez más, este tipo de intervenciones está siguiendo unas metodologías de aplicación y de investigación rigurosas y demostrando las posibilidades que tienen de conseguir resultados.

Por lo tanto, las cuestiones  que nos vienen a la cabeza son ¿por qué se necesita tener un nombre común, que englobe a todas ellas? ¿no tienen suficiente entidad cada una por separado? ¿tiene sentido agrupar bajo un mismo paraguas a aproximaciones de intervención tan distintas?

Leer el resto de esta entrada »


A vueltas con el umbral de inicio de la vejez


Antonio Abellán García, Alba Ayala García. Departamento de Población, CSIC. Rogelio Pujol Rodríguez. Instituto Nacional de Estadística.

La redefinición del umbral de inicio de la vejez está adquiriendo protagonismo por sus implicaciones en el diseño de políticas públicas y en la propia percepción social de la vejez. Mantener como hasta ahora la edad fija de los 65 años (edad cronológica) tiene indudables ventajas: es un umbral arbitrario pero generalmente aceptado; sobre él se ha fundamentado el cómputo de personas definidas como mayores y se ha definido el proceso de envejecimiento demográfico; todos los estudios, planes y previsiones lo han estado utilizando durante décadas sin apenas discusión; además,  es fácil de calcular y tiene la ventaja indudable de que todo el mundo conoce su edad y si ya ha traspasado ese umbral.

Pero tiene inconvenientes. Provee una imagen incompleta del envejecimiento y puede ser causa del diseño de políticas poco acertadas. La edad cronológica no tiene en cuenta que se están produciendo progresos en las condiciones de vida, de salud, de habilidad funcional y de esperanza de vida de la personas. Con la utilización de esa edad fija no se valoran bien los cambios internos en la distribución por edad de la población, ni los costes sanitarios, debido a que la mayor parte de éstos ocurren en el tramo final de la vida, tramo que es cambiante pues la esperanza de vida sigue aumentando y se espera que continúe esta tendencia en el futuro. Tampoco hay una evidencia biológica que apoye ese umbral. Leer el resto de esta entrada »


Microorganismos en la salud y la longevidad


Billones de bacterias y otros microorganismos habitan de forma natural en nuestro organismo, en especial en nuestro tracto digestivo y fundamentalmente en el colon.  Ese conjunto de bacterias con las que convivimos son conocidas como microbiota o microbioma (Más infomación sobre microbioma o genoma de la microbiota) . Y son mucho más numerosas que nuestras propias células humanas. El equilibrio entre ambas en fundamental.

El microbioma es fundamental para la salud y la longevidad

Los expertos en envejecimiento hablan de diversos determinantes de la longevidad. Repartidos a partes iguales serían las condiciones aleatorias (la suerte en definitiva), las condiciones naturales (en concreto la genética), y las condiciones ambientales (hábitos, entorno, dieta, o salud en el útero antes de nacer).  Y como línea muy innovadora se empieza a hablar del papel del microbioma como la causa de nuestras diferencias entre individuos en salud, mortalidad y esperanza de vida.

Los investigadores cada vez están más interesados en conocer cómo interactúa con nosotros este conjunto de microorganismos, de bacterias, imprescindibles para vivir, y que afectan a nuestra salud y enfermedades.

El peso total de las bacterias con las que convivimos puede variar entre los 900 gr y los casi 2 kilos. Nos habitan más de 40 mil especies diferentes de bacterias. La mayor parte de la microbiota humana se forma durante los dos o tres primeros años de vida, pero empezamos a construirla en el canal del parto. La placenta tiene su propio microbioma, e incluso es posible que alguna parte se pueda transferir al feto.

Leer el resto de esta entrada »


Perspectivas sobre el movimiento LGTBIQ y los mayores desde las humanidades


Isabel Fernández Morales, Envejecimiento en red

Os presentamos un vídeo que recoge reflexiones de Federico Armenteros, presidente de la Fundación 26 de diciembre sobre los mayores LGTBIQ.

Se trata de una serie de divulgación en la que se muestran diferentes perspectivas de análisis desde la investigación social y humanística sobre cuestiones que preocupan a los ciudadanos, con el objetivo de mostrar el impacto social de estas disciplinas.

En esta ocasión, con motivo de la celebración del 40 aniversario de la primera marcha reivindicativa LGTBIQ, entrevistamos a un experto sobre las cuestiones que le preocupan respecto al colectivo e invitamos a algunos de los investigadores de los institutos del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC a reflexionar sobre ello y a contarnos cómo se abordan estos problemas desde su disciplina.

Leer el resto de esta entrada »


Los mayores LGTB no se sienten visibilizados ni reconocidos


Isabel Fernández Morales, Envejecimiento en red

La realidad de las personas mayores LGTB, sigla compuesta por las iniciales de las palabras lesbianas, gais, bisexuales y transexuales, no es demasiado conocida. Diversas asociaciones e iniciativas tratan de dar a conocer su situación y sus necesidades. En la semana del WorldPride2017 dirigimos nuestra mirada a este colectivo en el que los más mayores no se sienten visibilizados.

Leía estos días una tesis doctoral de la trabajadora social Marina García (Vejez y homosexualidad), presentada en la Universidad de Murcia en 2015, y que se ha dedicado al estudio de la vejez y la homosexualidad. Pues bien, decía que la diversidad sexual en la vejez ha aparecido hace bien poco en los estudios sociológicos y han sido las propias personas mayores lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales  quienes han impulsado y traído a la arena institucional, académica y de atención pública este campo de estudio, llamando la atención acerca de la necesidad de reconocimiento en los servicios públicos sobre sus especificidades.

Muchos mayores de hoy no pudieron vivir su identidad sexual cuando fueron jóvenes, pues les tocó una época especialmente represiva.

Precisamente les tocó vivir una época de gran represión durante la dictadura, muchos no se atrevieron a visibilizarse públicamente, por temor a ser apresados o marcados socialmente.  Algunas personas mayores gais y lesbianas mantienen vivo el temor al rechazo vivido anteriormente y evitan relacionarse en público con personas  abiertamente homosexuales.

Además muchos se sintieron apartados en su momento por sus propias familias,  y ahora al ser mayores se encuentran muchas veces más solos, sin pareja, sin pensión de viudedad por ejemplo, sin relaciones familiares e incomprendidos por la sociedad. E incluso, al ser mayores, por su propio colectivo, que ha vivido de espaldas a la vejez y rechazándola.

Ese aislamiento les lleva en muchos casos a sufrir de gran precariedad económica y social.

Hoy día muchos tampoco sienten que puedan vivir de forma natural su orientación sexual e identidad sexual o de género en libertad, por ejemplo, en instituciones como ciertas residencias de mayores.

Leer el resto de esta entrada »


Las predicciones de longevidad humana ¿ciencia o ficción?


Isabel Fernández Morales. Envejecimiento en red

Aubrey de Grey es un controvertido científico internacional que defiende que podemos evitar el envejecimiento.  El investigador británico ha ofrecido numerosos titulares que afirman que podremos vivir 1000 años (un millar, sí), y con buena salud.

El investigador de Cambridge Aubrey de Grey sostiene que envejecer es simplemente una enfermedad, y que es curable. Dice que los humanos envejecemos de siete formas básicas, todas ellas pueden evitarse.

TEDGlobal 2005

 

El próximo lunes 29 de mayo entre las cinco y las siete de la tarde podremos escuchar sus argumentos y previsiones en una conferencia en el Centro de Ciencias Humanas del CSIC titulada Limits to Human Longevity: New Ways to Analyze Data and New Ways to Predict the Future.

Después habrá un turno de preguntas para que el público pueda dialogar con el investigador acerca de esas predicciones y la ciencia que hay detrás de ellas.  La asistencia es gratuita, previa inscripción a través del correo electrónico  demografia@cchs.csic.es. La conferencia será en inglés.

Esta conferencia se enmarca en  el Ciclo de conferencias y curso de Postgrado del CSIC Demography Today, coorganizado con la Fundación BBVA.

  • Cuándo: lunes 29 de mayo, de 17 a 19h.
  • Dónde: Centro de Ciencias Humanas y Sociales, CSIC Calle Albasanz, 26 28037-Madrid www.cchs.csic.es

No os lo perdáis.

En marzo, Aubrey evidenciaba a través de su cuenta en Twitter que estaba trabajando sin parar para lograr lo que denomina la cura del envejecimiento. En este tuit se lamentaba de la muerte de Chuck Berry con estas palabras: «Descansa en paz, Chuck Berry. No he sido suficientemente rápido para ti y para muchos otros. Estoy dando lo mejor de mí mismo».

Aubrey nos anima a cuidarnos ahora para ganar años de vida con salud pero también porque así aumentarán nuestras probabilidades de vivir lo suficiente como para beneficiarnos de las tecnologías que podrán detener el envejecimiento de verdad. Es decir, de sobrevivir el tiempo que necesitan estas tecnologías para hacerse realidad.

Muchos tildan a Aubrey de Grey de chamán, profeta ( su imagen física invita también a ello, con su aspecto delgado, larga coleta de pelo cano y larguísima barba). También recibe los apelativos de ‘lord of longevity’, ‘godfather of gerontology’, o simplemente Chief Science Officer en la SENS Research Foundation de Estados Unidos.

Sin duda es uno de los más famosos gerontólogos biomédicos del mundo. Aubrey de Grey es autor de la teoría del envejecimiento de los radicales libres mitocondriales y trabaja en el desarrollo de la ‘senescencia negligible ingenierizada’ (SENS por sus siglas en inglés), una estrategia de reparación de tejidos que rejuvenecería el cuerpo humano y por lo tanto permitiría una esperanza de vida indefinida.

De Grey es uno de los autores de El próximo paso: la vida exponencial, editado por Open Mind de BBVA y que puede descargarse de forma gratuita en su versión para e-book o en pdf en su página web.

 

Más información