La residencia de los jubilados extranjeros en España importa (II)


Vicente Rodríguez. Instituto de Economía, Geografía y Demografía. Programa ENCAGE-CM.

Estudiar la residencia de jubilados en España es una tarea con diversas dimensiones y ello es posible, entre otras alternativas, a través de un trabajo continuado con una perspectiva interdisciplinar. Es la propuesta del Grupo de investigación de la Universidad de Málaga, sobre Inmigración y Envejecimiento en Europa (EURIE, SEJ-267), que mantiene el Observatorio Europeo de Gerontomigraciones. Mientras la sociología y geografía de la migración de jubilados son las perspectivas más comunes, otros componentes normativos y legales no son habituales, a pesar de su enorme trascendencia para los ciudadanos extranjeros residentes en España. Deslindar esos componentes es el principal resultado que se obtiene de la lectura del libro La residencia de los gerontoinmigrantes. Derechos y obligaciones de los jubilados extranjeros en los lugares europeos de retiro, dirigido por la profesora Mayte Echezarreta, de la Universidad de Málaga.

El concepto de residencia habitual, medida a través de criterios cuantitativos (tiempo de estancia y sus medios de prueba, básicamente) y cualitativos (centro de vida, lazos, relaciones) es el hecho que vehicula los estudios migratorios sobre jubilados. Y ello es así porque el residir en España afecta a personas mayores, procedentes de países distintos y que viven entre ambos países, y sometidas a normas diferentes, nacionales y/o europeas, aplicables según distintos criterios a distintas facetas de su vida. A veces la residencia se mezcla con otros conceptos como vecindad civil, ciudadanía o nacionalidad. Residir en España significa también atender a uno de los rasgos distintivos de esta población, su movilidad, como comportamiento habitual que tiende a la multilocalidad, reconocido por un derecho europeo, la libre circulación de personas. Sin embargo,  analizar conjuntamente residencia y movilidad, en el momento actual, evidencia las dificultades de adecuar la norma legal a los comportamientos móviles y fluidos de las personas de acuerdo con sus propios criterios (nacionalidad, residencia, país de procedencia, europea o no, capacidad económica) y a los intereses de los propios estados.

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Cuidarnos con ritmo circadiano


Isabel Fernández, Envejecimiento en red

Dormir por la noche, y estar despierto por el día es un ejemplo de ritmo circadiano relacionado con la luz.  Los humanos, como otras especies tenemos un reloj biológico que regula el funcionamiento de nuestro cuerpo. Los ritmos circadianos pueden influir en los ciclos de sueño-vigilia, la secreción hormonal, los hábitos alimentarios y la digestión, la temperatura corporal, y otras funciones importantes del cuerpo.

Se acaba de conceder el último premio nobel de medicina a tres investigadores estadounidenses que han desvelado los mecanismos moleculares que regulan los ritmos circadianos.  Básicamente, se trata de una sincronización biológica con las revoluciones de la Tierra (ciclos de día y noche de 24 horas)  y cuyo desajuste, provocado por el estilo de vida, se asocia al aumento del riesgo para el desarrollo de algunas enfermedades como la diabetes, cáncer, neurodegenerativas, depresión, alteraciones del sueño, trastorno bipolar y patologías cardiovasculares.

Los ritmos circadianos vienen producidos por nuestros relojes biológicos que son unas moléculas, en concreto proteínas, que se encuentran en casi todos los tejidos y órganos del cuerpo. El principal de estos relojes, y que los coordina a todos, está en nuestro cerebro y recibe información directamente de los ojos.

La principal señal que influye en los ritmos circadianos es la luz del día, y estos pueden influir en los ciclos de sueño-vigilia, a la secreción hormonal, a los hábitos alimentarios y la digestión, a la temperatura corporal, y otras funciones importantes del cuerpo.

Rendimiento

También afectan a nuestro rendimiento. En el siguiente vídeo, Juan Antonio Madrid catedrático del Laboratorio de Cronobiología de la Universidad de Murcia lo explica muy bien.

Leer el resto de esta entrada »


Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, 17 de octubre


Antonio Abellán García, Alba Ayala García, Departamento de Población, CSIC. Rogelio Pujol Rodríguez, Instituto Nacional de Estadística.

Con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, establecido por Naciones Unidas, Eurostat ha publicado algunos datos sobre la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social (16-10-2017). La reducción del número de personas en riesgo es uno de los objetivos de la Estrategia Europa 2020.

El riesgo de pobreza no depende exclusivamente del nivel de ingresos, sino también de las condiciones materiales de vida y del estatus de trabajo de los miembros del hogar. Por este motivo, se ideó un indicador que comprendiese estos parámetros, y ampliar así el concepto al de pobreza o exclusión social. El indicador AROPE (At-Risk-Of Poverty or Exclusion) combina estos tres componentes o situaciones: a) las personas en riesgo de pobreza económica (renta disponible); b) que tienen carencia material severa (acceso a una serie de elementos materiales); c) que viven en hogares con baja intensidad de empleo.

Una persona está en situación de “riesgo de pobreza o exclusión social” si se encuentra en al menos una de las tres situaciones anteriores. Leer el resto de esta entrada »


Esas intervenciones que no usan fármacos


Cristina Buiza. Matia Fundazioa.

Cuando nos adentramos en el mundo de las llamadas “intervenciones no farmacológicas” para personas con demencia, uno tiene a veces la sensación de estar en una especie de mercadillo, en el que puede encontrar cualquier cosa, muchas de ellas sin relación alguna.

De hecho, bajo esta denominación se pueden encontrar intervenciones que utilizan herramientas tan diversas como animales, aromas, música, modificación de conducta, estimulación cognitiva,… Además, cada una de ellas puede perseguir objetivos muy distintos, como mejorar el sueño, disminuir la agitación, mejorar el bienestar, disminuir el dolor,…  y emplear muy diferentes metodologías para su aplicación. Para rizar el rizo, tampoco la población diana a la que van dirigidas es siempre la misma, siendo a veces las propias personas con demencia las receptoras de la intervención, pero en otras ocasiones van dirigidas a cuidadores o incluso a profesionales.

Cada vez más, este tipo de intervenciones está siguiendo unas metodologías de aplicación y de investigación rigurosas y demostrando las posibilidades que tienen de conseguir resultados.

Por lo tanto, las cuestiones  que nos vienen a la cabeza son ¿por qué se necesita tener un nombre común, que englobe a todas ellas? ¿no tienen suficiente entidad cada una por separado? ¿tiene sentido agrupar bajo un mismo paraguas a aproximaciones de intervención tan distintas?

Leer el resto de esta entrada »


La huella generacional


Santiago Cambero Rivero. Profesor asociado. Departamento de Dirección de Empresa y Sociología. Universidad de Extremadura.

 

La European Foundation for the Improvement of Living and Working Conditions, en su anuario de 2011, apuntaba que en las próximas dos décadas, aumentará el promedio de edad de la población activa y disminuirá el número de hombres y mujeres en edad laboral, por lo que habrá que encontrar la fórmulas de desarrollo de las aptitudes y la empleabilidad de los trabajadores de más edad, manteniendo al mismo tiempo la salud, la motivación y las capacidades de los trabajadores senescentes. Asimismo, señalaba que deberían tomarse medidas de lucha contra la discriminación por edad y los estereotipos negativos atribuidos a los trabajadores sénior y, sobre todo, deberían adaptarse las condiciones de trabajo y las oportunidades de empleo a una población activa de edad diversificada. Leer el resto de esta entrada »


Beneficios del entrenamiento musical. El Proyecto Coral en la residencia geriátrica “Les Escoles Velles” de Flix (Tarragona).


Iluminada Martínez López. Responsable de Residencias y Centros de Día de Mayores. EULEN Servicios Sociosanitarios. Programa ENCAGE-CM.

El entrenamiento musical puede beneficiar a los mayores y compensar algunos de los efectos del deterioro por envejecimiento, y así lo avalan gran cantidad de estudios científicos, según un estudio realizado en la Universidad Northwestern, en EE.UU., y publicado en la revista “PLoS One”. El deterioro de las funciones más importantes relacionadas con la edad -la memoria auditiva y la capacidad de oír y mantener una conversación en un ambiente ruidoso- parece ralentizarse en las personas que durante su vida se han dedicado a tocar un instrumento.

A través de las emociones y recuerdos que evoca la música, las personas con deterioro cognitivo consiguen mejorar su capacidad de atención y conectar con el entorno que las rodea.

En las personas mayores con demencia, por ejemplo, la musicoterapia permite mejorar la calidad de vida de las personas que la sufren. En las fases leves y moderadas de la demencia, la música puede contribuir a preservar las capacidades cognitivas y funcionales (lenguaje, atención, memoria), retrasando la dependencia. Leer el resto de esta entrada »


La brecha digital continúa reduciéndose


Alba Ayala García, Antonio Abellán García. Departamento de Población. CSIC

Utilizamos en este post el término de brecha digital en el sentido de distancia que existe entre diferentes grupos de edad en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación. (La principal definición de Eurostat hace referencia a la distinción entre las personas que tienen acceso a internet y son capaces de usar los servicios ofrecidos por la red, y aquellas otras que están excluidas de esos servicios).

Dentro de esas tecnologías destaca internet y la comunicación mediante el teléfono móvil. Internet es la herramienta de comunicación electrónica de mayor crecimiento mundial en las dos últimas décadas del XX y en estos años del presente siglo. La población que menos se ha beneficiado del uso de esas tecnologías ha sido la población mayor.

En 2007 siete mayores (65-74 años) de cada cien utilizaron internet en los tres meses previos a la encuesta. En 2017 ya son 44. Si comparamos el uso que hacen las personas mayores con el de otros grupos de edad, por ejemplo, el de los más jóvenes (16-24 años), que son los mayores usuarios, se aprecia una distancia notable, que llamamos brecha digital. Esta brecha se viene reduciendo en los últimos años (Figura 1); la distancia entre uno y otro grupo ha pasado de 78,6 a 54,3 puntos porcentuales entre esas dos fechas, según la Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación en los hogares del Instituto Nacional de Estadística, cuya Nota de prensa acaba de aparecer (5-10-2017).

uso de internet 2007 2017

Leer el resto de esta entrada »