Empatía y prevención gracias al traje simulador de envejecimiento


Isabel Fernández, Envejecimiento en red
Tanto si eres joven como adulto o si eres un profesional de la geriatría y quieres ponerte en el lugar de tus pacientes, poder experimentar las limitaciones asociadas al envejecimiento es una buena idea para conocerlas y prepararte con anticipación.

Gracias al servicio de Geriatría y la Fundación de Investigación Biomédica del hospital de Getafe pude ponerme por unos instantes en la piel de una persona mayor que sufre ya ciertas limitaciones físicas, marcha dificultosa, visión reducida, rigidez, falta de fuerza y otros problemas poniéndome un traje simulador.

Me vestí con el traje gracias a la ayuda de tres personas. El traje completo viene a pesar unos 20 kilos, y reproduce problemas sensoriales y motores, consta de cubrezapatos o calzas (para simular la marcha inestable), rodilleras (para la restricción de la movilidad), un chaleco simulador de EPOC (simula la falta de aliento), auriculares que simulan sordera y acufenos, gafas de simulación (simulan 6 enfermedades oculares), muñequeras, que simulan dificultad de agarre y coordinación, collarín, que simula rigidez del cuello e incluso guantes que simulan el temblor.

Sin duda, es una manera muy directa para comprender de forma muy realista a las personas mayores que sufren este tipo de limitaciones físicas, e incluso mentales, ya que caminar con estos accesorios me hizo comprender mejor el estrés mental y la inseguridad que se sufre al desplazarse uno, sobre todo si está solo por la calle.

Accesorios que permiten experimentar múltiples limitaciones

El traje incluye varios modelos de gafas, por ejemplo. Estas simulan diversas enfermedades oculares que podemos experimentar en la vejez como las cataratas, la degeneración macular, el glaucoma, el desprendimiento de retina, la retinopatía diabética o la retinitis pigmentosa.

En el Hospital de Getafe utilizan este traje con varias finalidades. Por un lado, tratan de hacer demostraciones con los ciudadanos en la calle para que comprendan en qué consiste esta etapa de la vida y cómo afecta a nuestra salud y actividades cotidianas. De esta manera, podemos concienzarnos de que si nos cuidamos podemos evitar o paliar estos efectos del envejecimiento.

Por otro lado, parece probada la eficacia del simulador de edad en la formación de estudiantes de medicina para que sean capaces de comprender muy bien la vida en la vejez y puedan ponerse mejor en la situación de las personas de edad avanzada después de las prácticas. Es decir, promueve la empatía.

La experiencia junto con testimonios de los geriatras y de algunos voluntarios que se probaron el traje durante la Semana de la Salud en la carpa que abrió el Hospital de Getafe podéis escurcharla en Juntos paso de RNE del 28 de octubre en el siguiente enlace http://www.rtve.es/alacarta/audios/juntos-paso-a-paso/juntos-paso-paso-28-10-17/4275290/

Esta actividad está enmarcada en el proyecto “Concienciación en Fragilidad” y bajo el lema: “Dale vida a los años. Evita la Fragilidad”, de e la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Universitario de Getafe

Anuncios

2 comentarios on “Empatía y prevención gracias al traje simulador de envejecimiento”

  1. Stephan Biel dice:

    Desde hace dos años estoy usando el traje modular de simulación de edad MAX, cuyo objetivo es, mejorar la sensibilización y empatía hacia las personas con limitaciones, o por ejemplo la planificación urbanística hacia ciudades más amigables, o el análisis de puestos de trabajo para las personas 50+.
    Puedo también confirmar la eveidencia en la mejora de la sensibilización y empatía en al ámbito asistencial. Con el traje modular de simulación de edad MAX (cuyo propietaria de la marca es la Volkswagen AG, y nosotros tenemos la licencia), ya son 620 profesionales del ámbito de la gerontología/ geriatría entre otros, a las que he podido transmitir un conocimiento especifico, y todos coinciden, con esa acción formativa, adquieren en poco tiempo nuevos habilidades de una manera fácil e impactante. No solo ganas en mejorar las habilidades profesionales, sino también personal, pues seas más conciente sobre la nesecidad de realizar un envejecimiento activto. Todo una experiencia que merece la pena probarlo, según los participantes de los cursos realizadas.
    Además, MAX distingue entre diferentes niveles de limitación, pues no es igual tener 50 o 80 años, y tampoco es igual el envejecimiento entre mujeres y hombres, por ello disponemos de dos trajes diferentes.
    Aquí un ejemplo del traje en acción (https://www.youtube.com/watch?v=O9OsSqhnQII), siempre acompañado con un monitor, en este caso con Stephan Biel, asesor y formador de innovación en gerontología social y cambio demográfico. Para más información pueden escribir a max@bielconsulting.eu.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s