Cuidarnos con ritmo circadiano


Isabel Fernández, Envejecimiento en red

Dormir por la noche, y estar despierto por el día es un ejemplo de ritmo circadiano relacionado con la luz.  Los humanos, como otras especies tenemos un reloj biológico que regula el funcionamiento de nuestro cuerpo. Los ritmos circadianos pueden influir en los ciclos de sueño-vigilia, la secreción hormonal, los hábitos alimentarios y la digestión, la temperatura corporal, y otras funciones importantes del cuerpo.

Se acaba de conceder el último premio nobel de medicina a tres investigadores estadounidenses que han desvelado los mecanismos moleculares que regulan los ritmos circadianos.  Básicamente, se trata de una sincronización biológica con las revoluciones de la Tierra (ciclos de día y noche de 24 horas)  y cuyo desajuste, provocado por el estilo de vida, se asocia al aumento del riesgo para el desarrollo de algunas enfermedades como la diabetes, cáncer, neurodegenerativas, depresión, alteraciones del sueño, trastorno bipolar y patologías cardiovasculares.

Los ritmos circadianos vienen producidos por nuestros relojes biológicos que son unas moléculas, en concreto proteínas, que se encuentran en casi todos los tejidos y órganos del cuerpo. El principal de estos relojes, y que los coordina a todos, está en nuestro cerebro y recibe información directamente de los ojos.

La principal señal que influye en los ritmos circadianos es la luz del día, y estos pueden influir en los ciclos de sueño-vigilia, a la secreción hormonal, a los hábitos alimentarios y la digestión, a la temperatura corporal, y otras funciones importantes del cuerpo.

Rendimiento

También afectan a nuestro rendimiento. En el siguiente vídeo, Juan Antonio Madrid catedrático del Laboratorio de Cronobiología de la Universidad de Murcia lo explica muy bien.

Sistema inmune

En este otro vídeo podemos escuchar al Dr. Andrés Hidalgo sobre la adaptación circadiana de nuestro sistema inmune.

Envejecimiento y ritmo circadiano

El envejecimiento afecta a todas las estructuras y sistemas del organismo, entre ellos el sistema circadiano. Además, alteraciones en el sistema circadiano pueden contribuir a acelerar el proceso de envejecimiento según se describe en este artículo publicado en la Revista Española de Geriatría y Gerontología: Envejecimiento del sistema circadiano.

Por otra parte, científicos liderados por el IRB de Barcelona investigan cómo influye el ritmo circadiano de las células madre en el envejecimiento.

El sueño

El reloj principal del cuerpo controla la producción de melatonina, una hormona que hace dar sueño. Cuando hay menos luz (como por la noche) se produce más melatonina para hacer que nos dé sueño. En este sentido los investigadores estudian cómo el trabajo por turnos (nocturnos) y la exposición a la luz de dispositivos móviles en la noche pueden alterar los ritmos circadianos y los ciclos de sueño-vigilia. En esta investigación comprobaron que dos semanas de acampada ponían el reloj interno en hora, sometido solo a la luz natural.

¿Y los desajustes horarios cómo influyen a los ritmos circadianos?

El más estudiado es el llamado jetlag, una pesadilla para nuestro reloj biológico,  cuando viajamos por diferentes zonas horarios, sin duda se produce malestar y cansancio y otras molestias  y lleva unos días, una semana, reiniciar los relojes circadianos y  adaptarse al nuevo horario.  Deciros que según los investigadores, aunque el jet lag puede presentarse a cualquier edad, pero en edades avanzadas los síntomas son más pronunciados. ¿Y qué se sabe acerca de cómo nos afectan los cambios horarios estacionales? En este reportaje de la Agencia SINC recopilan lo que sabemos hasta ahora.

El trabajo nocturno también sería un problema para nuestro reloj biológico

Los trabajadores del turno de noche son más propensos a sufrir de diabetes y problemas de obesidad, entre otras enfermedades como la salud cardiovascular y las funciones cerebrales.

Cronoterapia como práctica clínica

La buena noticia podría ser que este nobel a la investigación sobre cómo funcionan las bases de los ritmos circadianos, alienta a que la ciencia y la medicina trabajen para que sepamos de la importancia de sintonizarnos con el reloj biológico del cuerpo. Un caso, cada vez más los doctores se interesan por la cronoterapia, la compaginación de un tratamiento médico con nuestro ritmo circadiano. Se ha descubierto que es importante tomar según qué medicamentos en determinadas horas mejor que en otras, de acuerdo al trabajo que nuestras células desarrollan según el momento del día, y así serán más efectivos o provocarán menor toxicidad. Se aplica ya en la quimioterapia, por ejemplo.

  • Más información:

¿Quieres saber si tu reloj biológico marca la hora correctamente? El Laboratorio de Cronobiología de la Universidad de Murcia ofrece diferentes tests para poner a prueba nuestro reloj mediante una autoevaluación guiada.

 

 

Anuncios

One Comment on “Cuidarnos con ritmo circadiano”

  1. […] via Cuidarnos con ritmo circadiano — Blog Envejecimiento [en-red] […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s