“La persona mayor, un viaje en busca de la felicidad y de la luz”


Amando Vega Fuente, profesor jubilado

Hasta no hace poco se defendía la idea de que las personas mayores ya no contaban, habían dejado de ser útiles, por lo que nuestras sociedades, además de castrar su desarrollo, perdía el valor de la experiencia que ellos podían aportar.

Hoy, con el aumento de la edad de las personas y su mejor situación personal y social,  estamos tomando conciencia  no solo de sus aportaciones en el pasado, sino también de sus capacidades y de sus posibles aportaciones  a la sociedad actual.

En la medida que reciben una mejor educación, orientada a su crecimiento personal y a su compromiso social,  sus aportaciones serán mas abundantes y más ricas.

Y, aunque la educación no lo puede hacer todo, nada se puede hacer sin la educación. Ya es hora de que se deje de marginar a las generaciones de más edad y de que no se valoren sus experiencias y sabiduría. La educación centra su mirada en los cambios físicos, cognitivos, afectivos,  sociales y éticos, facilitadores de la participación de los mayores en actividades culturales y sociales que mejoran su calidad de vida y la del entorno.

neila2013-sanmiguel

Attribution Non-Commercial Share Alike / Atribución-NoComercial-CompartirIgual (CC BY-NC-SA).

Los objetivos de la educación en los mayores superan los límites de una concepción basada en la asistencia y/o el entretenimiento. Pero también va mas allá de la  producción de bienes o servicios, remunerada o no, como el trabajo familiar-doméstico, el trabajo voluntario en la comunidad, el trabajo remunerado y las actividades educativas-culturales.

La educación de mayores tiene puesta su mirada ante todo en el logro de su autonomía, para seguir siendo y  seguir creciendo como personas, desde una perspectiva  integral e integradora.

La vida independiente, sin embargo, todavía  resulta  un derecho sin cumplir, a pesar de que  las Naciones Unidas y la Unión Europea coincidan además en sostener que la promoción la vida independiente es una de las acciones más importantes para garantizar el bienestar y la dignidad de las personas con limitaciones.

Los esfuerzos para alcanzar la inclusión se han centrado, sobre todo, en posibilitar la desinstitucionalización.

Por esto, aunque una vivienda en la comunidad es el primer paso hacia la integración, se precisarán muchas reformas, sobre todo en materia de servicios de apoyo, para conseguir la plena igualdad de oportunidades de las personas  mayores, con y sin discapacidad.

Esta educación celebra que las personas  mayores, con o sin  discapacidad, y cualquiera que sea su edad,  hayan ido tomando con más fuerza la iniciativa para lograr el reconocimiento de sus derechos como ciudadanos y para determinar las clases de servicios que necesitan, así como la titularidad de los mismos.

Prueba de ello es la cada vez mayor relevancia del movimiento por la autonomía en todo el mundo, con el objetivo de hacer realidad de manera plena el derecho de las personas con discapacidad a la igualdad, la libertad y la dignidad. Este movimiento cuestiona buena parte de las ideas, políticas y servicios tradicionales relativos a la discapacidad y la situación de los mayores.

Si queremos afrontar las consecuencias del cambio demográfico en el que, a corto plazo, nos enfrentamos con  la entrada de la generación del baby boom en el sector de las personas mayores, se han de mejorar muchos más aspectos de nuestra organización e infraestructuras, los servicios de atención socio sanitaria, las tecnologías de la comunicación e información,  las ayudas técnicas… Al hacerlo, podremos contribuir a una reducción de la carga de la dependencia pero fundamentalmente estaremos mirando de frente a la sociedad del futuro.

Las personas mayores no deben ser contempladas como un problema, sino como fuente de nuevas oportunidades, que debemos anticipar y preparar desde ahora.

Esta nueva situación y enfoque nos obliga a todos a tener actitud positiva hacia el conocimiento que permita la búsqueda, selección e interpretación de la realidad de los mayores para conseguir una mejor adaptación al ciclo vital en el que se encuentren. Desde este criterio, la sociedad en su conjunto, y cada uno individualmente, en todas las etapas de la vida, estamos comprometidos y obligados a dar respuesta a sus necesidades.  La educación  tiene que ayudar a conseguir ciudadanos seguros, capaces de adaptarse y afrontar con confianza las  nuevas situaciones.

La  OMS (2012) aporta el planteamiento adecuado  para tratar esta etapa de la vida como potencial, como capital social, pues  se basa en el reconocimiento de los derechos humanos de las personas mayores y en los Principios de las Naciones Unidas: independencia, participación, dignidad, asistencia y realización de los propios deseos.

Se trata de pasar de un planteamiento “basado en las necesidades”, que contempla a las personas mayores como objetivos pasivos, a otro “basado en los derechos”, que reconoce los derechos de las personas mayores a la igualdad de oportunidades y de trato en todos los aspectos de la vida a medida que envejecen.

La educación intenta precisamente que las personas encontremos sentido a la vida y que vivamos con sentido en nuestras actuaciones. Somos seres inacabados y, como tal, abiertos a cambios. Por tanto, necesitamos siempre, también en la edad avanzada, apoyos, ayudas, mediaciones y orientaciones que nos permitan ir superando nuestra  radical inmadurez,  sin olvidar la situaciones de fragilidad que podamos vivir  a nivel personal y los retos constantes que  esta loca sociedad nos plantea cada día.

Y la educación tiene que apoyar el despertar y el estímulo de nuevas posibilidades de desarrollo personal y social, teniendo siempre en cuenta las situaciones personales y sociales.

Porque la persona es un viaje, abierto siempre a nuevas experiencias, en busca de la felicidad y de la luz. Sería un fracaso para todos dejar de caminar porque ha llegado la jubilación, la enfermedad o la vejez.

Referencias bibliográficas



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s