Siete estrategias de comunicación para crear tu propio camino de envejecimiento exitoso


Publicado originalmente en QMayor Magazine

Hace unos días dedicábamos una entrada a abordar el “Elderspeak” (Después de leer esto, no volverás a ser paternalista con una persona mayor). Continuamos profundizando en la importancia de la comunicación en la etapa del envejecimiento, en concreto hoy hablamos del Modelo de Comunicación Ecológico del Envejecimiento Exitoso (CEMSA).

Desde la Universidad de Massey, Craig Fowler y sus colegas (2015) propusieron que la clave para un buen envejecimiento, es ser capaz de crear tu propio entorno de envejecimiento. Fowler y su equipo propusieron el CEMSA como una manera de entender cómo podemos luchar contra los estereotipos que pueden acelerar el proceso de envejecimiento y nos impiden la realización de nuestro potencial al máximo durante toda la vida.

Envejecimiento-exitoso-qmayor

De acuerdo con el Modelo CEMSA, hacer frente al proceso de envejecimiento es una cuestión de “afrontamiento proactivo”, en la que creamos los entornos en los que podemos envejecer con mayor éxito. El modelo comienza con la afirmación de que nadie está seguro de cómo va a hacer frente al proceso de envejecimiento. Esta incertidumbre estimula tanto las emociones negativas como las positivas y también nos lleva a adoptar estrategias de comunicación en las que crear “espacios del envejecimiento” o ecologías dentro de las cuales podemos envejecer con o sin éxito.

El equipo de Fowler et al. identificó 7 estrategias de comunicación posibles que pueden crear la ecología más positiva en el que envejecer. Veamos brevemente cada una de ellas:

  1. Expresar optimismo sobre el proceso de envejecimiento: En la actualidad existe evidencia sólida de investigación que muestra que una actitud optimista sobre el envejecimiento puede contribuir realmente a vivir más tiempo. Gran parte de ella sobre la base de la Universidad de Yale, Becca Levy descubrió una menor mortalidad entre los adultos mayores que tenían una visión más positiva sobre sí mismos y sus perspectivas a medida que envejecían.
  2. Evitar la tendencia a la auto-categorizarse como viejo, o atribuir tu comportamiento a la vejez: Este es el famoso “momento senior”, en el que culpas al envejecimiento por cualquier error o pérdida de memoria que podrían pasar a cualquiera. Esto no sólo hacer que, quizás prematuramente, te etiquetes a ti mismo como viejo, pero puede conducir a otros a tratarte de forma negativa, lo que refuerza su tendencia a tratarte de manera condescendiente.
  3. No categorizar ni burlarse de los demás por su edad: ¿Alguna vez has enviado una tarjeta de felicitación edadista? Sin darte cuenta, hay una buena probabilidad de que esos mejores deseos de felicitación que envistaste, en un esfuerzo de tener sentido del humor, en realidad reforzasen los estereotipos negativos en ti mismo y en la persona a la que felicitabas. Incluso los adultos jóvenes que envían estas tarjetas pueden empezar a construir expectativas negativas para ellos mismos y para lo que imaginan que serán sus últimos años.
  4. Planea tus futuras necesidades de atención: No tengas miedo de pensar y prepararte para los cambios que podrían afectar tu vida a medida que envejeces. Esto puede parecer contrario a la idea de optimismo, pero, sin embargo, al estar dispuestos a enfrentar la realidad, serás capaz de aprovechar más eficazmente el afrontamiento proactivo. Un corolario de esto es que estés dispuesto a hablar con otras personas acerca de tu futuro. No sólo muestra que estás bien con el envejecimiento (un buen mensaje contra la discriminación por edad), pero también te ayuda a comunicarte con ellos acerca de tus preferencias por los cuidados que puedas necesitar.
  5. Utilizar las tecnologías de comunicación emergentes: ¿Cuántas veces has escuchado a una persona de mediana edad o mayor quejarse de los horrores de la tecnología? ¿Que serían más felices con un teléfono de concha que con un teléfono inteligente? Se sientan de esta manera o no, y lo más probable es que no lo hagan (teniendo en cuenta el número de adultos mayores utilizan Internet y los medios de comunicación social), el hecho de mostrar  esta posición, les hace ganarse una mala prensa. Ellos también transmiten a los demás que son demasiado antiguos para subir a bordo de las nuevas tendencias, y así refuerzan la opinión edadista que otros tienen hacia ellos.
  6. Afrontar la discriminación por edad: Es casi inevitable que vas a ser objeto de alguna forma de discriminación por edad a medida que envejeces. ¿Cómo vas a manejar la situación? De acuerdo con el CEMSA, no tienes que atacar a los que suavemente (o no tan suavemente) se burlan de tu edad, pero puedes ayudar a otros a ver la locura de sus formas. También puedes manejar tus propios sentimientos acerca de ser sometido a la discriminación por edad, al reconocer que, a pesar de que te irritan, estos mensajes no tienen que definirte.
  7. Resistirse a ceder a los intentos de dejarse llevar por los vendedores ambulantes de productos anti-edad: Si no estás satisfecho con la idea de envejecer, podrás ser mucho más vulnerable a los anunciantes que tratan de influir en ti para invertir tu dinero duramente ganado en las caras pociones mágicas de la eterna juventud. Habrá que aceptar los efectos del envejecimiento sin llegar a ser abatido.

Referencias:

Fowler, C., Gasiorek, J., & Giles, H. (2015). The role of communication in aging well: Introducing the communicative ecology model of successful aging. Communication Monographs, 82(4), 431-457. doi:10.1080/03637751.2015.1024701



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s