Envejecimiento del cerebro: cosas que la ciencia conoce y podrían serte útiles


TiTi es un revista de divulgación científica especializada en información de salud en el envejecimiento. Alzhéimer y párkinson son los dos campos sobre los que generan la mayor cantidad de contenido. El equipo de redacción, formado en su totalidad por profesores universitarios de psicología o ex profesores, dedica el mayor esfuerzo a hacer comprensible la ciencia para todos. Además de la difusión científica, TiTi ofrece servicios de consultoría a las empresas que quieran lanzar o readaptar servicios y productos a la población mayor. “Trabajamos para personas maravillosas”, es el lema y el mantra diario de este grupo de jóvenes amantes de las canas y la ciencia.

En su blog se especializan en información sobre Alzheimer y Párkinson desde el punto de vista científico. Les hemos pedido poder reproducir una de sus últimos artículos que se pregunta qué le ocurre a nuestro cerebro al envejecer.

Juan Carlos Ofarrill. TiTi, revista de difusión científica especializada en envejecimiento.

El tamaño del cerebro

Con el paso del tiempo nuestro cerebro tiende a ser más pequeño. Se ha constatado que a los 80 años el cerebro humano ha perdido un 15 % de su peso original. Esto sorprendentemente no ocurre con ninguna otra especie y antropólogos de la Universidad George Washington en Estado Unidos, consideran que se debe a que nuestro cerebro es también mayor que el del resto de los animales y a que vivimos más tiempo que cualquiera de los primates, nuestros pariente más cercanos.

Así, es innegable que nadie podría evitar que con el transcurso del tiempo su cerebro se encoja. Forma parte de un patrón específico de nuestra especie y está grabado en nuestros genes. Probablemente fue útil en algún punto de la evolución, gracias a ello hoy estamos aquí.

Sin embargo muchas de las causas de que perdamos gran parte nuestras células nerviosas están asociadas a nuestro estilo de vida. El consumo de grasas saturadas y de colesterol obstruye nuestros vasos sanguíneo, incluyendo los que llevan sangre al cerebro, o hacen que se rompan a causa de la hipertensión arterial. Con el paso del tiempo esto sucede con mayor frecuencia dando como resultado la acumulación de daños en nuestro cerebro que podrían ser evitados si asumimos conductas más saludables.

Por otra parte, el efecto acumulado de algunos desechos del metabolismo como los famosos radicales libres también daña nuestra masa encefálica. En consecuencia, una dieta rica en anti-oxidantes ayudaría a ralentizar el envejecimiento cerebral.

Algunos tipos de gripes, como la aviar, provocan inflamación en nuestro cerebro y algunas de nuestras neuronas mueren o se ven afectadas. Cuando esto ocurre, neuronas saludables son atacadas por sustancias como la citoquina emitidas por el sistema inmunológico. Los anti-oxidantes también ayudan en este caso porque disminuyen las probabilidades de inflamación.

También te puede interesar saber: Cómo mejorar el cerebro: recomendaciones del Instituto de Medicina de EE.UU.

Capacidades cognitivas

evolucion-cerebro

Contrario a lo que muchos podrían suponer, la perdida de capacidades cognitivas comienza bastante temprano en el la vida. El deterioro, al principio lento e imperceptible, comienza a los 20 años. Sin embargo científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), han revelado que la perdida de capacidades no sigue un patrón lineal y algunas desparecen de manera más lenta que otras.

Según los resultados obtenidos por estos investigadores, alcanzamos nuestro potencial máximo de procesamiento de la información entre los 18-19 años. A partir ese momento, el procesamiento será cada vez más lento. Por su parte la habilidad para el reconocimiento facial mejora hasta los treinta, edad a la que empieza su declive. Una de las capacidades que más se afecta con la edad, la memoria a corto plazo, tiene su máximo nivel de funcionalidad a los 25, es allí donde comienza el descenso. Mientras, la habilidad para empatizar con las emociones de terceras personas mejora poco a poco hasta un punto ubicado entre los 40 y los 50 años.

El sueño

También se ha descubierto que con el tiempo disminuye la calidad del sueño y que eso tiene un efecto nocivo en nuestras capacidades. Hoy la ciencia sabe que disfrutamos de nuestro mejor sueño cuando tenemos alrededor de 10 años. Un sueño profundo y reparador que nos hace funcionar de manera más saludable durante el día. A partir de ese punto comienza el deterioro y a medida que envejecemos la cantidad de horas de sueño profundo será mucho menor. Esto tiene un efecto en el resto de nuestra salud y en nuestras capacidades mentales. Tal vez el sueño sea una de las claves del deterioro cognitivo.

También te puede interesar leer: Alteraciones del sueño contribuyen a la pérdida de memoria en la enfermedad de Alzheimer.

¿Podemos ayudar a ralentizar el envejecimiento cerebral?

Envejecimiento-del-cerebro

Definitivamente la respuesta a esta pregunta es un rotundo sí. Tal vez no puedas evitar una programación genética que nos destina a declinar con el tiempo, pero rendirte no es la mejor opción y existen algunos ejemplos alentadores.

Giuseppe Verdi fue capaz de componer óperas con más de 80 años y Robert Frost, pasados los noventa, continuaba produciendo excelente poesía. Pero si miras a tu alrededor notarás que muchas personas se conservan con una agilidad mental sorprendente.

Uno de los secretos como ya habrás adivinado es poner especial cuidado al sueño y no violar el tiempo necesario para que nuestro cerebro descanse. No debes olvidar una alimentación sana por los efectos negativos que ya hemos comentado y hacer deporte de manera periódica también te ayudará.

También te puede interesar saber: ¿Cómo mejorar la salud cerebral?

Otra de las claves es la actividad mental continua. Que algunas personas famosas en el arte y la ciencia se mantengan activos largo tiempo no se debe a que sea un privilegio exclusivo, sino a que han continuado dando uso a sus capacidades y esto retarda sustancialmente el deterioro. Tampoco es necesario que descubras nuevas ecuaciones, ni que seas el nuevo Cervantes, basta con hacer crucigramas, intentar aprender los números de teléfonos para que tu memoria se mantenga activa, o que te intereses por aprender cosas nuevas siempre que encuentre temas interesante. Tiene la ventaja de ser divertido y saludable.

Referencias

Anuncios

3 comentarios on “Envejecimiento del cerebro: cosas que la ciencia conoce y podrían serte útiles”

  1. javier serrano dice:

    Cierto que el sueño es esencial para ordenar en el hipotálamo las jornadas diarias y aclararlas. Dietas bajas en proteinas y verduras fundamentalmente son necesarias ingerir, andar y activarse y tambien evitar manias o especiales atenciones a problemas que nos vienen de rebote, que los problemas l9s solucionen otros… nosotros ayudaremos en relacion a nuestras posibilidades, eso que lo entienda la sociedad… y nosotros tenerlo claro.
    Un abrazo.

  2. gabriel dice:

    envejecemos cuando dejamos de tener ilusión por las cosas nuevas , de buscar la aventura sencilla de cada dia y cuando nos hacemos egoístas y miramos solo a nuestro ombligo sin importarnos los demas

    • javier serrano dice:

      Tienes razón Gabriel, pero sin que estemos obligado a ello. Las cosas hay que hacerlas en su momento. es el mensaje que dejo a mis nietos… ahora toca dar apoyo, Consejo y humanidad, siempre desde la pluraridad y el respeto a nuevas ideas y generaciones.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s