Las políticas de atención a las personas mayores emigrantes


Isabel Fernández Morales. Departamento de Población, CSIC

Dos millones de españoles residen fuera de nuestro país. Concretamente 2.183.43 de acuerdo a la última actualización del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (18-3-2015). Conviene advertir que se trata de españoles registrados en consulados, por lo que el subregistro puede ser alto. También es importante conocer que en esa suma se encuentran los españoles de nacimiento, españoles nacidos en España que emigraron, o también hijos de españoles que mantienen la nacionalidad, aunque no hayan nacido ni estado en España; también se incluyen inmigrantes nacionalizados españoles tras varios años de estancia en España, que retornan a sus países de origen, y sus hijos (nacidos o no en España) que adquirieron la nacionalidad, y también regresan al país de sus padres.

De los 2,2 millones, 487.370 son personas de edad (65 y más años). Estas cifras han aumentado considerablemente en el último lustro, posiblemente por un interés de españoles en el exterior (emigrantes o con nacionalidad adquirida) por estar registrados en los consulados, para tener más opciones ante situaciones de adversidad económica o social.

En los años 90 se dictaron las primeras normas dirigidas a la protección social de los españoles mayores residentes en el extranjero, desde entonces cada vez ha habido más conciencia por parte del Estado de la necesidad de protegerles.

Durante el pasado siglo XX la emigración desde España hacia otras latitudes ha sido constante, destacándose dos grandes oleadas de desplazamientos de personas. La primera, motivada, principalmente, por razones políticas, se produjo durante la Guerra Civil de 1936-39 y los años de mayor represión política en la dictadura franquista. Y la segunda, entre 1950 y 1973, años en los que predominaron las motivaciones de tipo económico.

Por la edad de los españoles residentes en el extranjero puede adivinarse una emigración antigua hacia Cuba, Argentina, Venezuela, Uruguay, en América, o a Francia, Alemania, Bélgica o Suiza, en Europa, en las que los emigrantes, o incluso hijos de estos, tienen edades elevadas. Existen otros contingentes, más jóvenes, que se asocia en parte a retorno de inmigrantes, y se trata de países como Marruecos, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, Rep. Dominicana.

La emigración es un fenómeno que afecta, sobre todo, a personas en edad de trabajar, y por eso las primeras leyes sólo recogían medidas destinadas a mejorar las condiciones de trabajo y a facilitar la acogida y el alojamiento en el país de destino del trabajador y su familia.

Con el paso del tiempo esos numerosos emigrantes del siglo XX han ido envejeciendo, y muchos mayores vivieron las consecuencias del desarraigo social, fruto de las políticas franquistas, que les tenían en el olvido.

Antes de que se elaborasen políticas de atención a las personas mayores emigrantes, la mayoría de la ayuda que recibían procedía de la familia y/o del movimiento asociativo que desarrollaba, y desarrolla, labores de asistencia y apoyo mutuo.

Desde los 90 la atención de las personas mayores en el extranjero ya no depende de la voluntad de particulares, sino que es una obligación del Estado. De hecho es la Constitución de 1978 la primera que recoge en diversos títulos y artículos derechos relacionados con la atención a las personas mayores residentes en el extranjero. Sin embargo, habrá que esperar a los años noventa para encontrar normas específicas que desarrollen estos derechos en relación con la protección social de los mayores residentes fuera de España.

Las primeras normas regulaban prestaciones específicas (ayudas y pensiones asistenciales) o se dirigían a colectivos concretos como “los niños de la guerra”.

Además, hasta bien entrada la primera década del presente siglo XXI no se ha aprobado el Estatuto de la ciudadanía española en el exterior en el que se establecen los derechos y deberes de los españoles en el extranjero.

Entre las medidas más actuales desarrolladas en este sentido están las ayudas tienen para mejorar las condiciones de vida de los españoles mayores y/o dependientes que residan en el extranjero.

Actuaciones a favor de los españoles en el exterior y retornados

Por ejemplo, la Dirección General de Migraciones ha convocado las ayudas del programa de mayores y dependientes para 2015 que cuentan con un presupuesto total de 2,4 millones de euros. Están dirigidas a centros de día, residencias de mayores u otras instituciones que acojan a españoles en el exterior y que acojan a personas mayores y/o dependientes no pertenecientes a la población activa, que tengan la condición de españoles en el exterior, o sean cónyuges de éstos, y carezcan de los medios suficientes para subsistir por sí mismos. Su finalidad es sufragar la realización de actividades de carácter informativo, social o asistencial de las instituciones que tengan como finalidad la atención de dicho colectivo.

El plazo de presentación de las solicitudes finaliza el próximo 24 de abril. Para consultar más detalles sobre este programa se puede consultar la resolución de convocatoria publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del sábado 4 de abril de 2015.

Hay otras prestaciones económicas y ayudas asistenciales, para personas mayores residentes en el extranjero.

Por ejemplo, está la pensión asistencial por ancianidad para españoles retornados. Es una pensión que se concede a los españoles residentes en los países donde la precariedad del sistema de protección social justifique la existencia de la prestación por razón de necesidad cuando retornan a España. No existe un plazo determinado para la presentación de la solicitud inicial.

También hay disponibles ayudas para la cobertura de asistencia sanitaria a emigrantes españoles residentes en el exterior.   Los beneficiarios de la prestación, por razón de necesidad, tienen derecho a la cobertura de la contingencia de asistencia sanitaria (que incluye prestaciones sanitarias y farmacéuticas) cuando carezcan de ella en el país de residencia o cuando su contenido y alcance fueran insuficientes. Para tener derecho a ellas, las personas mayores han de residir en países donde exista un convenio de asistencia sanitaria.

Y hay otras, como las mencionadas prestaciones para “Niños de la guerra“. Son unas prestaciones económicas destinadas a los ciudadanos de origen español que, durante su minoría de edad, fueron desplazados a otros países como consecuencia de la Guerra Civil y que han desarrollado la mayor parte de su vida fuera del territorio nacional. Tampoco hay un plazo determinado para la presentación de la solicitud inicial.

Más información

Bibliografía

MADRIGAL MUÑOZ, Ana (2008). “Atención a la Población Española Residente en el Extranjero Mayor de 65 años”. Madrid, Portal Mayores, Informes Portal Mayores , nº 82. [Fecha de publicación: 10/04/2008].
Estadística del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE). Instituto Nacional de Estadística. Último dato publicado: Datos a 1-1-2015 (18 marzo 2015)
arbol-enredPara citar este documento: Fernández Morales, I. Las políticas de atención a las personas mayores emigrantes. Blog Envejecimiento [en-red], 22 de abril, 2015. ISSN 2387-1512. Disponible en: https://envejecimientoenred.wordpress.com/2015/04/22/las-politicas-de-atencion-a-las-personas-mayores-emigrantes/
Anuncios

2 comentarios on “Las políticas de atención a las personas mayores emigrantes”

  1. bartolome TUGORES FIOL dice:

    Soy nacido en Mallorca con 74 años de edad. Residí fuera de España los últimos 67 años y carezco de medio económicos para subsistir junto con mi esposa. Ruego me indiquen donde debo recurrir.Atentamente, Bartolome Tugores


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s