Más de dieciséis millones de viejos a mitad de siglo. ¿Es posible ser optimistas?


Versión pdf

Antonio Abellán, Rogelio Pujol, Diego Ramiro, Departamento de Población, CSIC.

La esperanza de vida está aumentando y se espera que continúe esa progresión, como acaban de poner de manifiesto las últimas Proyecciones de la población de España del Instituto Nacional de Estadística (INE), serie 2014-2064. Ese aumento es resultado de mejoras en las condiciones de vida de las personas, mejoras materiales y de salud. El aumento de la esperanza de vida, junto con la caída de la fecundidad, son los principales motores del envejecimiento de la población. La delimitación de la vejez utilizando el umbral fijo de los 65 años (edad cronológica), arroja unas cifras realmente alarmantes. A mitad de siglo 37,6% de los españoles tendrá 65 ó más años, 16,4 millones de personas. Las ratios de dependencia demográfica de mayores aumentarán considerablemente y suele ser motivo de debate.

¿Hay una lectura alternativa a estas cifras? Al utilizar el criterio del umbral fijo de 65 años para delimitar la vejez no se valora bien los cambios internos en la distribución por edad de esa población mayor, ni de los costes sanitarios y de cuidados, debido a que la mayor parte de éstos ocurren en el tramo final de la vida. Si en vez de establecer este umbral fijo utilizamos el criterio de vida restante hasta la muerte para definir y delimitar la vejez, se corrigen en parte los inconvenientes citados.

Definimos esa nueva vejez como un período delimitado por una esperanza de vida o años por vivir constantes, que en nuestro modelo es de 15 años: la vejez empezaría cuando a las personas les quedasen 15 años de vida, a una edad que llamamos prospectiva (Figura 1); en el ejemplo, año 1, la vejez empezaría a los 65 años según el primer criterio, o a los 67 según el segundo. Por tanto, en los siguientes supuestos si aumenta la esperanza de vida lo que realmente crece es la duración de la vida previa a esa nueva delimitación de vejez. El umbral fijo (edad cronológica) toma como referencia el nacimiento, el umbral de edad prospectiva la muerte. Para más información sobre esta y otras medidas del envejecimiento consultar el Informe En-Red nº 9 La medición del envejecimiento.

Figura 1 Ejemplo de umbral fijo y móvil de la vejez

Las nuevas proyecciones de población del INE permiten comparar cómo evolucionarían las ratios de dependencia demográfica de personas mayores medidas de una u otra forma (Figura 2). Los cálculos con umbral fijo “disparan” la dependencia demográfica desde 27 personas mayores por cada cien de 15-64 años en 2014, hasta 73 en 2050, casi tres veces más; el grupo de 15-64 es utilizado con el objetivo de aproximarse a la idea de dependencia demográfica, más que de dependencia económica, pues ni todas las personas del grupo de 15-64 años están en edad laboral ni todas están ocupadas; tampoco todos los mayores son dependientes económicamente.

Figura 2. Ratios de dependencia demográfica España 2014-2050

Sin embargo, utilizando la edad prospectiva que tiene en cuenta la esperanza de vida, la dependencia pasaría de 14 personas (con esperanza de vida de 15 años o menos) por cada 100 adultos en edades previas a la vejez en 2014, hasta 23 en 2050; en el grupo de adultos se incluyen personas de 15 años o más con esperanzas de vida de más de 15 años. El número de personas en la vejez utilizando el primer criterio (65 y más años) sería de 16,4 millones en 2050, como hemos dicho, pero sólo de 7,2 millones con el criterio de la edad prospectiva, es decir, personas a las que les quedase 15 años o menos para su muerte.

Es posible que los costes económicos de las ratios tradicionales de dependencia demográfica hayan sido exagerados. Utilizando la edad prospectiva nos encontraríamos con un escenario más optimista y con diferentes repercusiones económicas y sociales. Esta medida recoge apreciaciones manifestadas en los medios de comunicación acerca de la edad de las personas: los 40 de ahora son los 30 de hace unas décadas. De la misma forma, los 70 de mediados del siglo serán como los 60 ó 65 de ahora. Este nuevo criterio necesitaría ser tenido en cuenta en futuras investigaciones sobre la materia.

Enlaces relacionados:

Será un país para viejos. Resultados de las nuevas proyecciones de población del INE (30-10-2014)

Un futuro de centenarios (29-10-2014)

arbol-enred.jpgHablando gráficamente. Datos estadísticos del blog Envejecimiento [en-red]

Más de dieciséis millones de viejos a mitad de siglo. ¿Es posible ser optimistas? (30-10-2014)

Figura 1.- Ejemplo de umbral fijo y móvil de la vejez [352 kb, formato xls]

Figura 2.- Ratios de dependencia demográfica. España 2014-2050 [59 kb, formato xls]

arbol-enredPara citar este documento: Abellán García, A.;Pujol Rodríguez, R.; Ramiro Fariñas, D. Más de dieciséis millones de viejos a mitad de siglo. ¿Es posible ser optimistas?. Blog Envejecimiento [en-red], 30 de octubre, 2014. ISSN 2387-1512. Disponible en: https://envejecimientoenred.wordpress.com/2014/10/30/mas-de-dieciseis-millones-de-viejos-a-mitad-de-siglo-es-posible-ser-optimistas/

Consulta en Digital CSIC

Anuncios

9 comentarios on “Más de dieciséis millones de viejos a mitad de siglo. ¿Es posible ser optimistas?”

  1. […] – Más de dieciséis millones de viejos a mitad de siglo ¿Es posible ser optimistas? (30-10-2014) […]

  2. […] Más de dieciséis millones de viejos a mitad de siglo. ¿Es posible ser optimistas? Un futuro de centenarios […]

  3. […] Reducir o eliminar las exigencias del medio en que nos movemos, volviendo a la definición inicial, servirá en definitiva para empoderar a las personas, retrasando ese envejecimiento que bloquea personal y socialmente. Nos hacemos viejos, sí, la población cada vez tendrá más años… El “logro” de la longevidad no puede ser el problema, simplemente habrá que transformar el medio. Así entonces, ¿por qué no ser optimistas? […]

  4. Cuando veo las proyecciones de población y el cómo serán las pirámides dentro de treinta y cinco años no puedo evitar que me venga a la cabeza que entonces (si todavía vivo) la posibilidad de necesitar ayudas para las AVD será una posiblidad bastante cierta ya que tengo 49 años y dirijo un portal de internet que sirve para buscar residencias de tercera edad. Si la persona que cuide de mí en mi casa o en una residencia tiene entonces entre 32 y 35 años (la edad media de las cuidadoras profesionales hoy) quiere decir que nacerá este año o durante los próximos dos. Esa generación será muy diferente a quiénes hoy tienen 35 años y luchan contra el paro. A ellos se los disputarán diferentes sectores ávidos de encontrar trabajadores. ¿Querrá alguien dedicarse al cuidado de los mayores?

  5. Sol Minoldo dice:

    No estoy de acuerdo con la “re definición” de vejez que no hace otra cosa que abrir la puerta a un mecanismo de permanente ajuste de la edad jubilatoria.

    La vejez no se define únicamente por la cantidad de años de sobrevida sino por las características fisicas-psiquicas propias del ciclo de vida, entre otros factores. Por ello, me parece una definición reduccionista la que deriva en esta propuesta metodológica.

    Por otra parte, una mayor expectativa de vida no asegura que, aun con más salud a los 65 años que en etapas históricas previas, el deterioro físico no comience ya por entonces y que las condiciones para permanecer en actividad laboral no se vean afectadas. De hecho, existen indicios de que permanecer en determinadas actividades laborales luego de los 65 años acelera el deterioro de la salud y reduce la calidad de vida.

    Por ultimo, creo que mostrar un ratio de dependencia de la vejez, ajustando el concepto de vejez con una edad prospectiva, lleva a promover una política restrictiva de protección en la vejez con un argumento supuestamente científico, cuando en realidad no es mas que un posicionamiento político respaldado por el cálculo técnico de cómo la reducción de la protección permitiría que se mantenga el actual sistema distributivo que el envejecimiento hoy pone en crisis (y que sería tiempo de ir revisando).

    Creo que sería interesante dejar de poner el foco en la relación de dependencia de la vejez, y pensar en el verdadero financiamiento de la vejez, que es la producción real agregada de cada sociedad. Es increíble que pocas personas hayan advertido lo escasamente explicativo que resulta un indicador que no tiene en cuenta la capacidad productiva de la sociedad, y en la que el ratio de dependencia significaría, supuestamente, lo mismo en Sierra Leona que en Alemania.

    Ciertamente el PBI y el PBI per capita no son explicativos por si solos del dinero disponible en términos institucionales para financiar la seguridad social, pero si se determina que existe una base material adecuada podrá vislumbrarse si los problemas estan de hecho asociados a limitaciones del esquema de distribución social del producto.
    Un alto PBI per capita en un pais con grandes brechas distributivas no alcanzará para explicar la calidad de vida de los habitantes, i la pobreza en caso que esta existiera. Pero si permitirá descartar que esa pobreza, por ejemplo, se deba a una escasez material en la sociedad o a una presión demográfica (es decir, un “exceso de población”). Así, la distribución como raiz explicativa queda en evidencia. Del mismo modo, el PBI puede permitir descartar que los problemas de financiamiento de la seguridad social se deban a un “exceso de ancianos” en relación a la capacidad material de la sociedad, o a una escasez relativa de personas en edad activa, permitiendo poner en foco las limitaciones que implica financiar la protección social apegados a un patrón distributivo ineficaz para afrontar los desafíos de nuestra época, y sobre todo, para aprovechar sus potencialidades.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s