El deterioro de la salud mental en las personas mayores


Versión pdf

Rogelio Pujol, Antonio Abellán. Departamento de Población, CSIC.

La prevalencia de mala salud mental en las personas mayores es del 19,1% (España, 2012), proporción ligeramente más alta que en el conjunto de la población adulta de 15 ó más años (15,6%). (Ver nota para definición y medición). Aumenta con la edad, es diferente en hombres y mujeres y varía según condiciones socioeconómicas.

El salto en el deterioro mental es muy significativo en las edades avanzadas. Este hecho es aún más relevante cuando sabemos que la esperanza de vida sigue aumentando especialmente en las edades más avanzadas. La proporción en jóvenes viejos (65-74 años) es de 15,7%, sube a 19,9% en las personas de 75-84, y alcanza el 32,0% en los más mayores, uno de cada tres (Figura 1).

Figura 1.- Porcentaje de personas de 65 ó más años con mala salud mental, según edad y sexo. España, 2012

Las mujeres siempre declaran peores registros que los hombres. Un 23,4% de aquellas tienen mala salud mental, diez puntos porcentuales más que los hombres (13,5%), diferencia que ya se observa en otras variables de salud objetiva y percibida.

Sin embargo, la progresión del deterioro de la salud mental es mucho más pronunciada en hombres que en mujeres. Las diferencias comentadas por sexo existen en todas las edades pero se atenúan en las edades avanzadas. Por tanto, el “salto” en la proporción de hombres con problemas mentales es extraordinario: pasa de un incremento de 44% (entre hombres de 65-74 a 75-84 años) a más que duplicarse en el siguiente estrato de edad: alcanza el 30,0%, próximo al 33,1% de las mujeres.

Las diferencias en salud mental suelen estar asociadas a características socioeconómicas (estado civil, nivel económico, clase social, padecer enfermedades, apoyo social, etc.). Se observan  proporciones más altas de mala salud en colectivos socioeconómicos más desfavorecidos. En este artículo sólo señalamos la asociación entre salud y nivel educativo, en línea con otros comentarios en este mismo BLOG EN-RED sobre la importancia de la educación en todos los procesos vitales (La educación es la respuesta, La brecha escolar).

Las personas con niveles educativos más altos suelen presentar menos problemas de salud mental. Las diferencias alcanzan hasta 9,2 puntos porcentuales (Figura 2). Se clasifica en estudios bajos a las personas que sólo alcanzaron estudios primarios o inferiores, y en altos a las que tienen estudios secundarios o superiores.

Figura 2.- Porcentaje de personas de 65 años o más con mala salud mental, por nivel eductivo y sexo, 2012

Como decíamos en “La educación es la respuesta”, la educación desarrolla conocimientos y habilidades que ayudan a los individuos a tomar el control de sus propias vidas. Mejora su vida laboral, su estatus socioeconómico y su salud. Y al llegar a la vejez retrasa enfermedades, problemas mentales y discapacidades y los afronta mejor cuando aparecen.

–o-0-o–

Nota: La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad. La dimensión positiva de la salud mental se destaca en la definición de salud de la OMS: estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedad.

La medición de la salud mental en la Encuesta Nacional de Salud (INE) se realiza mediante el cuestionario GHQ-12 (General Health Questionnaire, versión 12 preguntas), que persigue identificar problemas o trastornos del pensamiento, emoción o conducta, como ansiedad, depresión o disfunción social, que producen sufrimiento en el ser humano y que alteran su integridad en el plano físico, psicológico o social. Las cuatro posibles categorías de respuesta se han codificado 0-0-1-1, donde 0= buena salud, 1= mala salud, de modo que a cada individuo se le asigna en cada respuesta 0 ó 1. Se ha dicotomizado la suma total de respuestas, estableciendo un punto de corte de 4 sobre 12 para considerar que un individuo con una puntuación de 4 ó más tiene mala salud mental.

arbol-enred

Hablando gráficamente. Datos estadísticos del blog Envejecimiento [en-red]

El deterioro de la salud mental en las personas mayores (22-1-2014)

Figura 1.- Porcentaje de personas de 65 ó más años con mala salud mental, según edad y sexo. España, 2012.

Figura 2.- Porcentaje de personas de 65 años o más con mala salud mental, por nivel eductivo y sexo, 2012.

 

Consulta en Digital CSIC

Palabras clave: salud mental, educación.

Citación: Blog Envejecimiento[en-red], 8: enero 2014.

Resumen: La prevalencia de mala salud mental en las personas mayores es del 19,1% (España, 2012), proporción ligeramente más alta que en el conjunto de la población adulta de 15 ó más años (15,6%). Aumenta con la edad, es diferente en hombres y mujeres y varía según condiciones socioeconómicas.

Descripción: Entrada de blog con explotación de datos de la Encuesta Nacional de Salud 2011-12. Envejecimiento [en-red] es un proyecto del Departamento de Población del Instituto de Economía, Geografía y Demografía.

Anuncios

3 comentarios on “El deterioro de la salud mental en las personas mayores”

  1. […] El deterioro de la salud mental en las personas mayores […]

  2. […] otro artículo estos mismos autores muestran cómo la “mala salud mental” está presente en el 15% de […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s