Caminando hacia nuevos modelos atención en domicilio. La experiencia de la Cuadrilla de Añana


Judith Salazar. Proyecto Etxean Ondo Domicilios

En unas pocas líneas intentaré explicaros, el proyecto Etxean Ondo, su desarrollo en domicilios y más concretamente su implementación en la Cuadrilla de Añana.

Cuando nos plantearon el lugar para llevar a cabo el proyecto, era una zona totalmente desconocida para todos nosotros, por lo que antes de nada comenzamos a conocer la zona, sus peculiaridades,… y lo que nos encontramos fue algo totalmente diferente al territorio guipuzcoano en el que previamente habíamos desarrollado ya el proyecto en cinco de sus municipios.

La Cuadrilla de Añana, a rasgos generales, es una de las siete cuadrillas en las que está dividido el territorio alavés y su población total no llega a 9.000 habitantes. Son 10 los Ayuntamientos de la Cuadrilla. Es un territorio muy rural, extenso y con una gran dispersión. Quizás uno de los sitios más conocidos son las salinas más importantes de la Península, las Salinas de Añana.

El proyecto tiene como referente y base de la transformación la aplicación del Modelo de Atención Centrado en la Persona. Sitúa a la persona en el centro de la intervención garantizando sus derechos, promoviendo su autonomía y por lo tanto el ejercicio de toma de decisiones personales y en consecuencia una plena participación los  planes de atención.

Considera la continuidad y coordinación de apoyos como eje de la intervención. Esta articulación de servicios y apoyos se realiza en coherencia con el resto de agentes intervinientes.  Y por supuesto, con coordinación entre los profesionales de los servicios sociales y los de salud, para conseguir una atención personalizada, integral y continuada.

Es por esto que la metodología aplicada en todo el proceso es la de la gestión de casos, es decir, es un profesional de referencia (gestor de caso) quien acompaña a las personas y familias a lo largo de todo su proceso de atención y coordina todas las intervenciones. Es el responsable de llevar a cabo y acompañar en el desarrollo del plan de atención y vida. La persona es solo una, sus circunstancias cambiantes y la tipología e intensidad de las intervenciones han de variar de forma fluida tal como lo hace la vida.

La muestra con la que estamos trabajando es de 178 personas. El 67% tienen algún grado de dependencia, el 28% viven solos y el resto mayoritariamente con el cónyuge o los hijos. Naturalmente la mayoría de la población, son mujeres 70%. En este caso además y como elemento distintivo de Gipuzkoa, tenemos 24 personas menores de 65 años con discapacidad.

Las fases iniciales supusieron el conocimiento pleno de las personas que participaban en el proyecto a través de la realización de la historia de vida, una valoración Psicosocial, del familiar cuidador, así como de accesibilidad de la vivienda. Sería importante destacar la gran aportación de la Historia De Vida, su biografía, por muchos aspectos que además, así lo trasladan las propias personas y los profesionales. La utilización de la historia de vida como puerta de entrada para la personalización así como el diseño y posterior consenso del Plan de atención y Vida de cada una de las personas  resultan significativas.

Actualmente se está trabajando ya en el desarrollo, la implantación de los planes de atención y vida. Es decir se está dando respuesta  tanto a las necesidades de las personas y sus familias como a sus intereses y preferencias.

Es importante destacar que a lo largo de todo el proceso se están llevando a cabo sesiones formativas con todos los agentes que intervienen en el domicilio. Sesiones que tienen varios objetivos como la de  aportar conocimiento, sensibilizar y facilitar el intercambio de información. Hacer visible la necesidad de coordinación entre los propios profesionales.

Es evidente que la presencia en el domicilio por parte de los profesionales, favorece un mejor conocimiento de las diversas situaciones y circunstancias y mejora las posibilidades de información y orientación.

En el conjunto de apoyos y servicios, cabe destacar, el positivo impacto que está teniendo el Programa Acompaña, tanto en su línea de respiro al familiar cuidador, como en las acciones de orientación en el propio domicilio.

La identificación de las fortalezas, aun en situaciones de fragilidad, vulnerabilidad y dependencia suponen el reconocimiento de que cada persona es única y protagonista de su proyecto de vida.

La experiencia nos está aportando, incluso, sin haber finalizado el proyecto, un importante impacto en la satisfacción de las personas, el planteamiento de una intervención integral basada en la coordinación sociosanitaria, la posibilidad de dar respuestas a los deseos y preferencias. Para esto un elemento fundamental es la flexibilidad de la cartera de servicios y de la manera de proveer éstos.

En definitiva, la implantación de nuevos Modelos de Atención en Domicilios supone plantearnos un recorrido, que hoy en día es dar respuesta a las preferencias expresadas por la ciudadanía mayoritariamente, que es seguir viviendo en su entorno habitual incluso cuando se dan circunstancias de fragilidad y/o dependencia. Esta transformación, representa  un reto para la planificación de los servicios.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s