El patrón geográfico de la mortalidad en España


Fermina Rojo. Departamento de Población, CSIC

La representación cartográfica de las enfermedades y de la mortalidad por causas, pero también la de servicios y profesionales de la salud, así como el análisis de los determinantes sociales de la salud, están entre los objetos de estudio de diversas disciplinas, entre ellas la geografía médica, la sociología de la salud, la economía de la salud, por citar algunas. Y todos estas aproximaciones disciplinares abordan el estudio no sólo de las enfermedades sino también la carga que generan y el desigual reparto en el territorio como evidencia de la situación socioeconómica del mismo.

En este contexto, y con el propósito de estudiar el riesgo de mortalidad por causas, sexo y grupos de edad, así como su distribución en el espacio geográfico y las tendencias temporales, un amplio equipo de investigadores, dirigido por los profesores J. Benach Rovira y J. M. Martínez Martínez (UPF, Barcelona), ha elaborado un nuevo “Atlas de Mortalidad” para los municipios o agregados de municipios en España así como para las ciudades de Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla, Valencia y Zaragoza, comprendiendo más de 2.000 áreas con al menos 3.500 habitantes por área. El período de estudio está referido a los años 1984 a 2004. El equipo ya estudió y cartografió las tasas de mortalidad de España (1987-1995) y de Cataluña (1985-1998) para períodos temporales más reducidos. Este indicador objetivo, la mortalidad, es uno de los cinco (junto con enfermedad, discapacidad, molestia-dolor e insatisfacción) habitualmente utilizados en el análisis del denominado “continuo de salud” como concepto para estudiar las etapas del proceso salud-enfermedad.

La obra actual, Atlas de mortalidad en municipios y unidades censales de España (1984-2004), 232 p., muy completa a partir de contenido temático, gráfico y cartográfico así como de análisis de resultados, ha sido publicada por la Fundación BBVA en el año 2013. La riqueza del documento impreso se complementa con la publicación digital en la web de la FBBVA, que permite el acceso a los principales resultados del atlas. También incluye una guía de lectura del conjunto de la obra y la bibliografía utilizada, además de la metodología por unidad geográfica y métodos geográficos, por fuentes de datos y por análisis estadísticos. La sección de “resultados” recogida en esta web permite realizar búsquedas interactivas de causas de mortalidad, posición o ránking de los municipios según los indicadores de mortalidad (riesgo relativo de mortalidad a todas las edades así como a los 0-64 años y a los 65+, evolución de la mortalidad, municipios de alto y bajo riesgo) por causa para hombres y mujeres y áreas geográficas, facilitando el acceso a los datos de todos los municipios españoles y la descripción de los resultados.

En síntesis, ¿qué describen los datos presentados gráfica y cartográficamente por sexo y edad? En primer lugar se recoge que las dos causas de muerte más frecuentes son de tipo cardiovascular, siendo así que las enfermedades cerebrovasculares son la primera en mujeres (14,9% vs 9,4%) y la enfermedad isquémica del corazón lo es en los hombres (11,5% vs 9,4% ); estas enfermedades cambian el orden de posición según el sexo. A estas causas les sigue la diabetes y el cáncer de mama, en mujeres (un poco más de 100.000 mujeres murieron por cada una de estas dos causas entre los años 1984 a 2004). Por su lado, el cáncer de tráquea, bronquios y pulmón, y las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores son la tercera y cuarta causas de muerte entre los hombres (7,7% y 5,8%, respectivamente). Tras estas causas, el resto baja su frecuencia considerablemente.

La evolución de la mortalidad sigue una tendencia decreciente, generalmente en todas las causas estudiadas, si bien se observan algunas con una clara evolución creciente, entre las que destacan, para ambos sexos, los trastornos mentales, orgánicos, senil y presenil, el Alzheimer, el cáncer de colon, las enfermedades hipertensivas, el cáncer de vejiga, el cáncer de tráquea y de próstata en hombres, y el cáncer de mama en mujeres. El sida muestra una evolución ascendente en la primera parte del período, para bajar en un segundo momento y estabilizarse en el momento actual.

Para la mayor parte de las causas de muerte, las tasas de mortalidad crecen con la edad, y en este contexto las “lesiones por tráfico, accidentes de tráfico con vehículos de motor” presentan tasas más elevadas en grupos de 15-24 años y 75+. Por su lado, el sida, última causa de muerte en mujeres y antepenúltima en hombres, también muestra un patrón diferencial por edad con una mayor frecuencia en las personas entre los 25 y 44 años.

El patrón geográfico de la mortalidad en España se caracteriza por un desigual reparto siendo así que se muestra una mayor incidencia en el Sur, con un mayor riesgo de mortalidad en la mitad suroccidental y también entre los hombres. En relación con la evolución temporal de la mortalidad, presenta un ligero descenso en el período 1990 a 2001, y un ligero incremento desde esa fecha, tanto en hombres como en mujeres.

La importancia de esta obra radica no sólo en su riqueza de datos sobre mortalidad por causas, sexo y edad, su representación espacial y descripción de las tendencias, sino también, y sobre todo, en el hecho de que la mortalidad es el resultado de los determinantes de la salud, muy especialmente de los determinantes sociales de la salud, como reflejo del entorno físico, social y económico donde nacen y viven los individuos, y que determinan grandemente la salud, el gradiente de salud y su influencia en la mortalidad, según la Comisión de Determinantes Sociales de la Salud (Organización Mundial de la Salud).

Un atlas no indica las razones por las que unos hechos, en este caso las causas de mortalidad y el riesgo de la misma en España, se distribuyen de una forma concreta sobre el espacio geográfico, pero ayuda a componer una fotografía de su localización para investigarlos. En este sentido, los datos recogidos en este atlas constituyen en fuente de información muy útil y completa, tanto para analizar los patrones y las desigualdades geográficas en mortalidad como también para afrontar preguntas de investigación multidisciplinares en diversos ámbitos de la salud y la epidemiología, pero también de la sociología y la geografía médica. Por tanto, el conocimiento de todo ello se erige en la base para el establecimiento de las políticas de salud pública a partir de intervenciones de salud y de la evaluación de sus efectos.

Los efectos de la crisis económica actual sobre la salud-enfermedad y la mortalidad, y su reflejo sobre la geografía de la salud en España, habrían de ser analizados en posteriores oleadas de datos e investigación. Desde aquí animamos a los autores a continuar, pues, con esta obra que ya emprendieron ellos mismos hace varias décadas y que tanta utilidad tiene.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s