El factor de equidad intergeneracional


Versión pdf

Antonio Abellán García, Teresa Castro Martín, Marta Seiz, Teresa Martín García, Julio Pérez Díaz, Ana López Sala, Rogelio Pujol Rodríguez. Departamento de Población, CSIC.

El 7 de junio de 2013 se ha hecho público el Informe del Comité de Expertos sobre el factor de sostenibilidad del sistema público de pensiones. Los expertos recomiendan la introducción de un factor de sostenibilidad en el cálculo de las pensiones, actuales y futuras, y lo justifican por la existencia de riesgos demográficos (sociedad envejecida) y económicos (ingresos del sistema, tasa de desempleo estructural,  estructura productiva, etc.) que a su juicio pondrían en peligro el sistema de pensiones.

El factor de sostenibilidad consta de dos partes independientes: el factor de equidad intergeneracional y el factor de revalorización anual. Dejando aparte los eufemismos (equidad y revalorización suenan muy bien), ambos factores son en realidad dos fórmulas para recortar el gasto en pensiones. El primero utiliza el argumento de la ganancia en esperanza de vida. El segundo utiliza básicamente el argumento de la necesidad de equilibrio entre ingresos y gastos del sistema. Vamos a hablar del primero. Tres aspectos interesa comentar de ese factor de equidad intergeneracional.

Primero. Los españoles han ganado y seguirán ganando años a la muerte. Las proyecciones del INE así lo aseguran, aunque tras años de crisis y recortes en sanidad y dependencia, es posible que los datos proyectados de esperanza de vida deban modificarse; es sólo una hipótesis que necesita ser confirmada. Pero aceptemos los parámetros de evolución demográfica presentados en las proyecciones.

Utilizando el argumento de la ganancia de esperanza de vida a los 65 años, la Ley 27/2011  sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social ya introdujo una reforma (recorte) de las pensiones. Esa reforma ha entrado en vigor en 2013 y se completaría en 2027. Consiste en un retraso de la edad de jubilación de dos años, de 65 a 67, y en un aumento del período de cómputo para el cálculo de la base reguladora de la pensión. Justo son los dos años que se espera que ganen los españoles entre 2013 y 2027 (2,11 los varones, 1,95 las mujeres). Los trabajadores estarán dos años más en período laboral, y acabarán cobrando 14+14 mensualidades menos de una pensión algo más reducida en muchos casos.

Ahora el Comité de Expertos propone reducir la pensión inicial de los futuros pensionistas multiplicándola por el factor de equidad intergeneracional. Éste ajusta el aumento de la esperanza de vida al patrón de referencia o año de inicio (2014=1);  así y sólo a título de ejemplo,  quien se jubile en 2027, y que ahora tiene 52 años, vería su pensión multiplicada por 0,9165, coeficiente que resulta de dividir los 20,27 años de esperanza de vida a los 65 años en 2014 por los 22,12 años de esperanza en 2027, es decir, un descuento de 8,4%) (Tabla 1). La longevidad sirve para retrasar la jubilación y para recortar la pensión inicial. Llueve sobre mojado.

Segundo. Lo que no se ha dicho en el Informe es que la esperanza de vida no es homogénea para toda la población: unas personas viven más que otras, dependiendo del sexo y las circunstancias sociales o económicas. Hablar de 20 años por vivir, por ejemplo al alcanzar los 65, es considerar una media. Los varones viven menos (54 mensualidades menos que las mujeres). Los que tienen peores niveles educativos y económicos (generalmente ambas variables están relacionadas) suelen vivir menos, acumular menos ahorro y riqueza, y recibir menos mensualidades de pensión, por lo que su muerte temprana se convierte en “solidaridad” hacia el sistema, y nos recuerda que esa vía solidaria ya la ha explorado algún gobernante (Ver El País de 27-1-2013 “El ministro japonés del haraquiri”) ¿Es eso equitativo? ¿Se les va a corregir el factor de equidad?

Tercero. No todos los años se viven en buenas condiciones, independientemente de lo que dure la vida. Parte de los años ganados a la muerte se viven en malas condiciones, y este hecho es tan evidente como la misma longevidad que justifica el factor de equidad, y debería haber sido recogido en el Informe de los expertos. Conforme aumenta la longevidad y las personas viven más años, aumenta la probabilidad de entrar en discapacidad y crecen las necesidades. Hemos estado cambiando mortalidad por discapacidad. De ahí el interés en calcular la esperanza de vida libre de discapacidad. Hay diferentes formas de calcular esos años; el INE calcula hasta 12 tipos diferentes, que llama Esperanzas de vida en salud., y se basa en la Encuesta de Discapacidad, Autonomía personal y situaciones de Dependencia, EDAD, 2008.

La esperanza de vida que refleja mejor el período vivido sin problemas y el período con necesidad de ayuda, es la esperanza de vida libre de discapacidad para las actividades básicas de la vida diaria (lavarse, vestirse, higiene personal, tareas de casa, movilidad dentro y fuera del hogar, comer y beber) (Figura 1).

Casi un 30% de los años por vivir se viven con problemas, con necesidad creciente de ayuda y esto afecta tanto a los que han tenido vida laboral como a los demás; esta situación es diferente según sea mujer o varón, o se tenga un nivel educativo o económico alto o bajo y cambia según cohortes. Se sabe poco sobre si se está produciendo una compresión de la morbilidad hacia los años finales de la vida, o bien una expansión en la que los años ganados lo son en malas condiciones de salud. Conocer estos cambios ayudaría a los expertos a diseñar mejor las políticas de protección social (pensiones, salud y cuidados de larga duración).

En definitiva, los trabajadores han visto aumentada su vida laboral, recalculada su base reguladora para el cómputo de la pensión, recortada su permanencia como pensionistas futuros, verán reducida su pensión inicial (gracias al factor de equidad intergeneracional), verán congelada la pensión (gracias al factor de revalorización anual) y se les puede augurar varios años de mala salud y de recortes en las ayudas a la Dependencia, independientemente del factor de sostenibilidad. Un panorama que merecería una reflexión. Las medidas para hacer sostenible un sistema de pensiones no deben  centrarse sólo en los gastos, sino también, y sobre todo, en aumentar los ingresos, aumentando el número de cotizantes, reduciendo el desempleo, aumentando tipos impositivos, etc.

Enlace relacionado: “El baby-boom y el factor de sostenibilidad”

Tabla 1 Esperanza de vida al cumplir los 65 años Factor de equidadGráfico 1. Esperanza de vida libre de discapacidad para actividades básicas de la vida diaria

arbol-enred

Hablando gráficamente. Datos estadísticos del blog Envejecimiento [en-red])

El factor de equidad intergeneracional [12-6-2013]

Tabla 1. Esperanza de vida al cumplir los 65 años y Factor de Equidad Intergeneracional

Figura 1. Esperanza de vida libre de discapacidad para actividades básicas de la vida diaria.xls

 

Consulta en Digital CSIC

Palabras clave: Desigualdad, Esperanza de vida, Factor de equidad intergeneracional, Factor de sostenibilidad, Longevidad, Pensiones

Citación: Blog Envejecimiento[en-red], 1: junio 2013.

Resumen: El factor de sostenibilidad consta de dos partes independientes: el factor de equidad intergeneracional y el factor de revalorización anual. Dejando aparte los eufemismos (equidad y revalorización suenan muy bien), ambos factores son en realidad dos fórmulas para recortar el gasto en pensiones.

Descripción: Entrada de blog con datos de la Esperanza de vida al cumplir los 65 años y Factor de Equidad Intergeneracional, y con la Esperanza de vida libre de discapacidad para actividades básicas de la vida diaria. Envejecimiento [en-red] es un proyecto del Departamento de Población del CSIC.

Anuncios

6 comentarios on “El factor de equidad intergeneracional”

  1. Me ha gustado bastante este articulo, ha sido realmente bueno y muy completo, ya que no había encontrado un articulo con tanta información detallada sobre el tema, como lo es la importancia en la sostenibilidad, la equidad entre nosotros mismo, y con cada año que pasa a donde vamos a parar.

    Muchas gracias.

  2. […] -El factor de equidad intergeneracional (13/06/2013). […]

  3. […] Leer más: “El factor de equidad intergeneracional”. […]

  4. Lázaro Gonzalez dice:

    Os felicito por vuestro artículo. El informe de los expertos sobre el factor de sostenibilidad de las pensiones es una verdadera chapuza, que pretende colar los recortes de las pensiones apoyándose en un marco preconcebido y datos incompletos. ¿Por qué tanta prisa en recortar, sin esperar a ver cómo se comporta la aplicación de la Ley 27/2011, recién entrada en vigor y que fue el resultado de un pacto político y social muy amplio?.
    Demasiados eufemismos (sostenibilidad, equidad, transparencia…) para llamar a recortes que perjudicarían al 99% de la población. ¿A quien beneficiarían?

  5. Aron Cohen dice:

    Enhorabuena, amigos, por atreveros a proclamar la desnudez (evidente) del emperador. Una realidad que corrija a la baja las actuales proyecciones de la esperanza de vida (por no hablar de la esperanza de vida en salud) es, de momento, una hipótesis. Pero no faltan experiencias para temerla: en cierto modo, la del Reino Unido de los años 1980, y no digamos la de la transición al capitalismo en la ex-Unión Soviética y algunos países del antiguo bloque socialista.
    Es de prever que a los “sponsors” del sector seguros y sus allegados les motive poco esta perspectiva de análisis socialmente necesaria.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s