Una de cada cinco plazas en residencias de mayores está vacante


Versión pdf

Antonio Abellán García, Departamento de Población, CSIC

En España no existe un registro de ocupación de plazas de residencias para personas mayores, ni autonómico ni estatal. La reciente publicación por el Instituto Nacional de Estadística  (INE) de las cifras de población residente en establecimientos colectivos, y en concreto en residencias de personas mayores (Censos de población y viviendas, 2011), y la información de Portal Mayores y EN-REDEstadísticas sobre residencias: distribución de centros y plazas residenciales por provincia. Datos de noviembre de 2011” permite una aproximación al nivel de ocupación de residencias.

Los datos de ocupación hay que tomarlos con precaución. Censo y Estadísticas de residencias son dos fuentes diferentes. La definición de residencia en una y otra fuente no es coincidente, como tampoco lo es entre las diferentes comunidades autónomas. En la Estadística sobre residencias se incluyen residencias, mini-residencias, alojamientos colectivos para mayores, pisos tutelados, etc.; se contabilizan  5.502 centros residenciales, pero en 212 centros no se conoce su tamaño, por lo que quedan fueran de cómputo. El INE no define residencia de forma expresa en su metodología; se considera un tipo de alojamiento colectivo. La recogida de información también es diferente. El INE ha utilizado registros precensales (con base en el Padrón) y una encuesta para la obtención de la información sobre personas. Los datos con que se confecciona el Mapa de Recursos de Envejecimiento en Red (EN-RED), base para la estadística de plazas,  proceden de encuesta a las propias residencias, de los registros del ya desaparecido Portal Mayores, de guías, de consulta de páginas web de las comunidades autónomas y otras. Existe variabilidad temporal en las cifras de ocupación por entradas y salidas que no es registrada. No se puede distinguir ocupación entre residencias públicas o privadas.

Equipamiento/Plazas. En 2011, había en España 344.310 plazas en residencias de personas mayores. La ratio de plazas respecto de la población de 65 y más años oscila entre 2,3 plazas por 100 personas mayores de Murcia y  7,4 de Castilla-La Mancha (Tabla 1). Canarias, Andalucía y Galicia también presentan ratios por debajo de la media nacional (4,2); destaca también por su elevado equipamiento Castilla y León (7,3). No existe relación clara entre mayor proporción de envejecimiento y mayor equipamiento, por lo que éste depende de políticas sociales, historial de servicios sociales y estrategias privadas variadas. En 2012, un año después de la fecha censal, se contabilizaban 353.642 plazas (Estadísticas sobre residencias: distribución de centros y plazas residenciales por provincia. Datos de noviembre de 2012).

Tabla 1 Plazas y población en residencias de mayores España 2011.xls

En España, el 3,3% de la población de edad vive en residencias de personas mayores (Ver la entrada en este mismo blog sobre “El paisaje humano de las residencias”). Dos puntos porcentuales aproximadamente arriba o abajo de esa media se sitúan todas comunidades autónomas, también con un patrón parecido al ratio de equipamiento: mayor proporción de personas institucionalizadas en las comunidades de Castilla-La Mancha y  Castilla y León (Figura 1) y menor en Murcia, Canarias, Baleares y Andalucía. Tampoco existe una pauta clara en esta distribución.

Figura 1 Población en residencias de mayores respecto a la población total de 65 y más años por CCAA.xls

Con estos datos de equipamiento y población residente, y teniendo en cuenta las salvedades citadas sobre las fuentes, se constata que al menos está ocupado el 50% del equipamiento en todas las provincias, y se alcanza una media nacional de 78,5% de las plazas residenciales ocupadas. Algo más de una de cada cinco está vacante en el conjunto nacional (Figura 2).

Figura 2 Nivel de ocupación de las residencias de personas mayores. España 2011.xls

Las diferencias entre comunidades autónomas no presentan un patrón claro por mayor o menor nivel de renta, tipo de hábitat, nivel educativo o proporción de envejecimiento. Sólo se adivina una relación: existen más plazas disponibles en algunas de las comunidades que menos ratio de equipamiento tienen: Baleares, Canarias, Murcia y Comunidad Valenciana; sin embargo, Andalucía y Galicia, con ratio más baja que la media nacional, tienen una ocupación en torno a la media o superior.

Esta cifra de ocupación tiene difícil explicación. Pued e ser excesiva o bien adecuada por razón de gestión de entradas y salidas; no es posible conocer la evolución de esta  desocupación (no hay datos de población residente salvo los censales de 2011 con lo que no es posible calcular otros índices); puede indicar una mayor optimización de equipamientos según comunidades o puede indicar otras causas.

No se conoce si el equipamiento y la ocupación responden a la demanda latente. En la encuesta sobre condiciones de vida (CIS, 2006, estudio nº 2642) a un 7% de las personas mayores les gustaría vivir en una residencia en caso de necesitar ayuda (el 92% de los actuales residentes pueden considerarse dentro de esa categoría). En la encuesta del Imserso preparatoria del Libro Blanco sobre Envejecimiento Activo (2010), un 4% de los mayores responden que prefieren una residencia (la mayoría, 87%, prefiere su casa aunque sea en soledad); pero ese porcentaje sube al 18% en caso de necesitar cuidados.

Por tanto si la demanda potencial es superior a la ocupación e incluso al equipamiento, y aún mucho mayor en caso de dependencia, se constata un desajuste entre oferta y demanda, motivado por las escasas oportunidades existentes, quizá una oferta desubicada, unos precios inasequibles, o una mayor demanda de plazas públicas insatisfecha. Existe una cierta debilidad en la información estadística sobre demanda, equipamiento y ocupación.  Se precisan estudios para explicar las diferencias y para que aporten información al mercado y a los responsables de las políticas sociales de forma que puedan optimizar demanda, dimensionamiento y ocupación residencial.

 arbol-enred

Hablando gráficamente. Datos estadísticos del blog Envejecimiento [en-red])

Una de cada cinco plazas en residencias de mayores está vacante [14-5-2013]

 

Consulta en Digital CSIC

Palabras clave: España, residencias, cuidados, política social.

Citación: Blog Envejecimiento[en-red], 4: mayo (2013).

Resumen: En España no existe un registro de ocupación de plazas de residencias para personas mayores, ni autonómico ni estatal. La reciente publicación por el Instituto Nacional de Estadística  (INE) de las cifras de población residente en establecimientos colectivos, y en concreto en residencias de personas mayores, permite una aproximación al nivel de ocupación de las residencias.

Descripción: Entrada de blog con análisis de datos del Censo de Población 2011 (INE) y del mapa de recursos sociales (residencias) de Portal Mayores y En-Red. Envejecimiento [en-red] es un proyecto del Departamento de Población del Instituto de Economía, Geografía y Demografía.

Anuncios

2 comentarios on “Una de cada cinco plazas en residencias de mayores está vacante”

  1. Patricia dice:

    Desde luego con la crisis es cada vez más difícil que los ancianos tengan acceso a una residencia de ancianos ya que a veces ellos mismo son los que tienen que mantener al resto de la familia por que los demás miembros pueden estar en paro, y en otros muchos la economía anda demasiado ajustada como para permitirse una residencia sin ayudas públicas

  2. Es una realidad terrible y con graves contradicciones. Por un lado muchas personas están en lista de espera para ingresar en una residencia mientras por otro las residencias geriátricas privadas tienen miles de plazas libres. La crisis tiene parte de la culpa. En Inforesidencias.com, portal buscador de residencias para tercera edad, llevamos trece años viendo cómo existe un divorcio entre lo que las personas pueden pagar por ingresar en una residencia para mayores y lo que las residencias cuestan. Es cierto que se han encarecido a lo largo de los años a la vez que se exigían nuevos requisitos, se aumentaba el personal y se mejoraban los servicios, pero también lo es que ahora a una familia, si no tiene ayuda pública, le cuesta muchísimo poder ingresar a un ser querido mayor o anciano en una residencia privad y poderla pagar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s