El sueño de envejecer en una Europa sin dolor


Marta Cimas (1) y Maria João Forjaz (1,2). (1)Instituto de Salud Carlos III, Escuela Nacional de Sanidad, (2) REDISSEC, Programa ENCAGE-CM

M Cimas. mcimas@isciii.es, MJ Forjaz: jforjaz@isciii.es

Los europeos somos cada vez más mayores y este envejecimiento progresivo de la población conlleva un aumento de las enfermedades crónicas. La cronicidad deteriora la calidad de vida y genera un gran impacto tanto a nivel económico como social. Entre las listas de las enfermedades crónicas más frecuentes en los mayores no suele figurar el dolor crónico. Sin embargo, la prevalencia de dolor crónico en población mayor Europea es alarmantemente elevada.

Siempre se ha dicho que el dolor es algo subjetivo y difícil de medir, que depende del “umbral” de cada uno y que está influenciado por múltiples factores, las emociones, el comportamiento, las creencias, etc. Además, el dolor se asocia con frecuencia a una causa desencadenante que lo produce y sobre la que se suele intentar actuar para curar al paciente. Por todo ello, tradicionalmente el dolor crónico ha sido visto como un síntoma y no una enfermedad. Sin embargo, muchos autores definen el dolor crónico como una enfermedad en sí misma cuando persiste mucho tiempo más allá de la causa aguda que lo generó. Así, la IASP (International Association for the Study of Pain)  define el dolor crónico como aquel que se prolonga durante 3 o más meses. Otras como la American Society of Interventional Pain Physicians  proponen 6 o más meses como período de duración. La falta de consenso en la forma de definir el dolor crónico, la creencia de muchos profesionales de que el dolor no deja de ser simplemente un síntoma así como la existencia de una cantidad considerable de mitos en torno al dolor en las personas mayores, han contribuido, en parte, a que el dolor crónico no haya ocupado el lugar prioritario que le correspondía en las agendas de los gestores sanitarios hasta hace relativamente poco tiempo. Leer el resto de esta entrada »


Los jubilados británicos en España ante el Brexit


Isabel Fernández Morales. Envejecimiento en red. CSIC

Las posibles consecuencias de la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europa empiezan a preocupar entre los residentes británicos en nuestro país. Analizamos algunas de las características y las inquietudes sobre el futuro de los británicos residentes en nuestro país, la gran mayoría jubilados.

El 23 de junio de 2016 se celebró en el Reino Unido y en Gibraltar un referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea. El 52% de los ciudadanos del Reino Unido votó a favor de abandonar la Unión Europea frente al 48% que apoyó la permanencia. Conocido como BREXIT, una abreviatura de dos palabras en inglés, Britain (Gran Bretaña) y exit (salida), y que significa precisamente eso, la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

brexit1

Nunca antes un país miembro ha abandonado esta unión política y económica de 28 países que, desde sus inicios, no ha hecho más que expandirse. Con lo cual se abren muchas incógnitas acerca de las consecuencias de esta decisión, que entre otros, y por lo que más cerca nos cae, preocupa especialmente a los británicos residentes en nuestro país, y en particular a los jubilados, muchos de ellos llevan años residiendo, empadronados y con vivienda propia en nuestro territorio.

Las cifras hablan de que alrededor de 250.000 británicos (conocidos como expats) residen en España la mayor parte del año, además de los 13 millones de turistas británicos que recibimos cada año. Para que os hagáis una idea mejor, uno de cada tres extranjeros mayores de 65 años empadronados en España es británico. En provincias como Alicante residen la mayoría de los británicos empadronados (unos 73.000), le siguen Málaga (50.530), Islas Baleares (16.126), Santa Cruz de Tenerife (15.060), Almería (14.344), Murcia (13.696), Barcelona (12.473), Las Palmas (12.196), entre otras.

brexit2

Otro datos, por ejemplo, los británicos son los extranjeros que más casas compran en España. O también es interesante conocer que la actividad económica del Reino Unido en Alicante representa el 7% del PIB de la provincia. Tras el referéndum rápidamente la Generalitat Valenciana ha indicado que van a reforzar la promoción turística de la comunidad en el Reino Unido. Y es más, sus autoridades han querido zanjar cualquier temor de los residentes británicos empadronados en sus provincias de que el Brexit pueda acarrear consecuencias negativas en su condición de usuarios de servicios públicos.

Por ahora no cambia la situación de los británicos residentes en España

El proceso de salida durará al menos dos años desde la notificación oficial. Mientras no se materialice el abandono del Reino Unido de la UE, se seguirá aplicando el reglamento comunitario, con lo que por ejemplo, la asistencia sanitaria tanto a los españoles en ese país y como a los británicos residentes en España “no corre peligro a corto ni medio plazo“, según aseguran desde el Gobierno de España.

También podemos escuchar al embajador británico en nuestro país, Simon Manley,  que ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los ingleses que residen en España  que podrán vivir, trabajar y viajar, como han hecho hasta ahora, al menos en el plazo de estos dos años.

Spanish ambassador tells British expats living in Spain not to worry about Brexit vote

Más allá de esta fecha fuentes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social recogidas por Efe, han explicado que un convenio bilateral con el Reino Unido será previsiblemente la fórmula que garantizará la asistencia sanitaria a los españoles que viven en ese país y a los ciudadanos británicos que residen en España. Durante esos dos años se podrá negociar un posible convenio bilateral, como ya ocurre con otros 23 países no comunitarios. Se trata de convenios de seguridad social entre España y cada uno de esos estados, en los que está incluida la asistencia sanitaria aunque con unas características específicas en cada caso.

Pérdida de poder adquisitivo

Hay otros asuntos que preocupan. Por ejemplo, a los jubilados les preocupa la pérdida de poder adquisitivo de sus pensiones si la libra esterlina se deprecia frente al euro. Con lo cual todo les resulta más caro en nuestro país. Además, muchos temen caer en un limbo respecto a su derecho a la pensión, a la posibilidad de trabajar aquí o residir o incluso para cosas tan sencillas como que el carnet de conducir se les convalide. También temen por sus casas y que puedan mantenerlas. En este sentido, la incertidumbre es grande. Pero hay que esperar al resultado de las negociaciones.

¿Brecha generacional?

Un aspecto que se ha reflejado en algunos análisis de los resultados del referemdun es la posible brecha generacional abierta en una mayoría de mayores de 54 más partidarios de la salida frente a una mayoría de jóvenes partidarios de la permanencia.

No es el caso de los británicos residentes aquí por más de 15 años que no han podido votar porque la legislación británica no se lo permite. La brecha generacional es un asunto delicado que ha sido recogido por numerosos medios de comunicación. Algunos hablan de cómo los jóvenes ingleses dicen sentirse traicionados y desamparados por los mayores, que no han tenido en cuenta su futuro. Pero es verdad que los jóvenes tampoco han acudido a votar en masa como los mayores y han registrado un alto índice de abstención, entre otras causas porque el referéndum ha coincidido con el inicio de las vacaciones. Además estos datos proceden de encuestas a pie de calle, y por tanto otros analistas indican que no es preciso y no conviene exagerar esa brecha.

De todos modos, ahora es el momento de las negociaciones, y se abre la posibilidad de participar para todos exponiendo razones y medidas.  Como veis un tema que puede dar para mucho debate.


La espiritualidad y la religiosidad en el envejecimiento


Lorena Gallardo-Peralta. Universidad de Tarapacá, Chile. Investigador visitante en el CCHS-CSIC

La realidad social muestra que tanto la religiosidad como la espiritualidad son recursos personales de los individuos que actúan como mecanismos protectores que promueven la salud física, mental y bienestar general, especialmente en la etapa de la vejez.  De esta manera, en disciplinas que se caracterizan por la práctica o intervención directa con las personas mayores, como el Trabajo Social, surgen diversas miradas teóricas que comienzan a revalorizar la “religiosidad”, o bien la “espiritualidad”, como una medida de integración social, como una eventual red de apoyo y como un mecanismo de protección para enfrentar las diversas crisis. Es relevante afrontar el abordaje de estas temáticas religioso /espirituales desde un contexto de secularización y neutralidad.

religionesmar2

La religiosidad y la espiritualidad son fenómenos estrechamente relacionados. Por una parte, “la religiosidad… implica las creencias, doctrinas y rituales que distinguen a un grupo de otro. Leer el resto de esta entrada »


Ciudades Amigables con las Personas Mayores. Una experiencia innovadora en Irlanda


Mª Ángeles Molina Martínez. Programa ENCAGE-CM

Vicente Rodríguez Rodríguez. Departamento de Población, CSIC

El envejecimiento de la población a nivel mundial ha motivado que los gestores de políticas públicas planifiquen y tomen medidas para lograr entornos residenciales y comunitarios y servicios que promuevan el envejecimiento activo y saludable. Una de esas políticas es la de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores, siguiendo el proyecto promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este proyecto ha dado lugar a una red global de ciudades, dentro de la cual existe un programa específico español.

age friendly

Leer el resto de esta entrada »


La hipótesis de la gerociencia


Rafael Castro Fuentes. Profesor Titular de Fisiología, Departamento de Ciencias Médicas Básicas, Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad de La Laguna. Contacto: jrcastro@ull.edu.es

En los 200.000 años de historia de los seres humanos modernos, nunca hemos vivido ni remotamente tanto a como lo hacemos hoy. La tasa de cambio en nuestra esperanza de vida ha sido impresionante. Durante los últimos 175 años, la edad media de muerte ha aumentado de manera constante unos 2,5 años por década, o 6 horas por día, entre los países con más larga vida (Oeppen y Vaupel, 2002).

Mientras que en la primera mitad del siglo XX, el aumento de la esperanza de vida fue impulsado principalmente por la reducción de la mortalidad infantil y de adultos jóvenes, más recientemente, los mayores avances se han hecho en la lucha contra las enfermedades posteriores de la vida.

Como consecuencia, los problemas de salud crónicos asociados  al envejecimiento, como la sarcopenia, la osteoporosis y la enfermedad de Alzheimer, que antes eran raros, se han vuelto ahora comunes.

A medida que la población mundial siga envejeciendo durante los próximos decenios, las enfermedades del envejecimiento amenazan con abrumar a nuestra infraestructura de salud, perturbar nuestra economía y, potencialmente, envenenar la relación entre generaciones.

11946430834_c66c0d1872_o

Afortunadamente, la comprensión de la biología básica e investigación de los mecanismos moleculares del envejecimiento ha progresado también rápidamente en los últimos décadas. Esto ha propiciado un cambio de paradigma a tal punto que, actualmente, podemos afirmar que el envejecimiento no es un proceso inalterable.

La investigación ha permitido alargar más allá de lo imaginable la vida de moscas, gusanos, ratones, y otros organismos, con distintas estrategias (Kaeberlein et al., 2015). Muchos de ellos, además, viven más tiempo con buena salud. Más tiempo jóvenes.

Leer el resto de esta entrada »


El envejecimiento de la población trabajadora


Manuel Velázquez Fernández. Jefe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Bizkaia

El aumento de la esperanza de vida y el descenso de la fecundidad plantea serias preocupaciones sobre las consecuencias económicas y sociales de vidas más largas y de crecientes porcentajes de población mayor. Un aspecto fundamental, muchas veces olvidado, es que la población trabajadora también envejece; estos trabajadores pueden tener dificultades añadidas para mantener su trabajo, pueden sentir que su tarea sufre una depreciación, tienen problemas para mejorar sus habilidades y pueden perder motivación; la empleabilidad de personas mayores también se dificulta. Todo ello, unido a una posible reducción futura de la masa laboral, necesaria para el mantenimiento de los estándares de vida generales de toda la población, aumenta aún más esas preocupaciones.

En este contexto, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y el Observatorio Vasco sobre Acoso y Discriminación organizan un curso de verano el próximo mes de septiembre de 2016, en la sede de Santander. En él se dará cita un grupo de profesionales del mundo académico, de la administración, políticos y agentes sociales que analizarán en detalle estas preocupaciones.

UIMP santader

Leer el resto de esta entrada »


¿Qué nos motiva a cada edad?


Francisco Abad Jiménez. Fundador de Empresa y Sociedad

¿Qué nos mueve a levantarnos ilusionados algunas mañanas? ¿Y a vivir intensamente un momento? ¿Y a dar lo mejor de nosotros mismos en la vida? ¿Y en el trabajo? ¿Lo mismo que hace unos años? ¿Lo mismo que dentro de unos años? ¿Lo mismo que a generación de nuestros padres? ¿Lo mismo que a la de nuestros hijos?

Motivación significa “fuerza motriz”, “causa o razón que tiene eficacia o virtud para mover”, “ensayo mental preparatorio de una acción para animar o animarse para ejecutarla con interés o diligencia”. Un fenómeno complejo, porque depende de la personalidad, intimidad y circunstancias de cada uno, e incluso de cada momento. Leer el resto de esta entrada »


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 370 seguidores